Las creencias pseudocientíficas perjudican la salud

Quienes confían en tratamientos de pseudociencia tienen dificultades para reconocer la eficacia de otros científicamente demostrados.

Investigadores de la universidades de Deusto y la australiana Nueva Gales del Sur han llevado a cabo un estudio que demuestra que las personas que desarrollan la falsa creencia de que un tratamiento ineficaz está funcionando pueden tener dificultades para reconocer que otro sí es beneficioso.

La investigación, publicada este año en la revista British Journal of Psychology, puede ayudar a comprender porqué las personas toman decisiones de salud en su vida diaria, como, por ejemplo, a la hora de decidir seguir o no el tratamiento prescrito por el médico, según los autores.

La cuestión que se propusieron abordar los investigadores fue la siguiente: ¿Puede el hecho de creer en una terapia pseudocientífica (es decir, ineficaz) hacer que una persona sea menos propensa a percibir la eficacia de un tratamiento probado científicamente? Esta investigación podría explicar por qué hay personas que, en favor de terapias pseudocientíficas, rechazan la medicina convencional, lo que puede llevar a nefastas consecuencias.

Según señala Ion Yarritu, investigador de la Universidad de Deusto y uno de los autores del estudio "a menudo las personas desarrollamos falsas creencias acerca de cómo los sucesos que ocurren a nuestro alrededor se relacionan causalmente. Llamamos a esto ilusión causal. Un ejemplo de este tipo de ilusiones es la llamada Ilusión de control, fenómeno que describe la tendencia generalizada a atribuir a nuestras propias habilidades la ocurrencia de eventos favorables, que en realidad son del todo incontrolables".

Pese a que estas falsas creencias "pueden en ocasiones tener efectos psicológicos beneficiosos, como la tranquilizadora sensación que produce el sentir el control sobre nuestras vidas, no están exentas de riesgos", agrega.

Pacientes ficticios

En la investigación participaron 147 voluntarios divididos en dos grupos. Durante la primera fase del estudio uno de los grupos desarrolló una fuerte ilusión causal que hizo germinar la falsa creencia de que una medicina (ficticia) producía la recuperación de unos pacientes (también ficticios). El otro grupo también desarrollo esta ilusión pero en menor grado.

 Para ello, los autores mostraron a los participantes 100 escenarios en los que unos pacientes ficticios aquejados de una enfermedad podían haber tomado o no una medicina, tras lo cual se indicaba si el paciente se recuperaba o no.

Dado que los pacientes ficticios se recuperaban con la misma probabilidad independientemente de que hubiesen tomado o no la medicina, la efectividad de la medicina presentada en esta fase primera era nula. La diferencia entre los dos grupos de participantes residía en que mientras uno de los grupos observaba muchos casos de pacientes que tomaban la medicina el otro observaba muy pocos. Esto hizo que los participantes del primer grupo desarrollasen una ilusión mayor que los del segundo acerca de la efectividad de la medicina (ineficaz) para producir la recuperación de los pacientes.

En la segunda fase del estudio se mostró a los dos grupos de participantes 100 nuevos escenarios en los que la medicina ineficaz de la fase anterior se presentaba conjuntamente con una nueva medicina. La probabilidad de que el paciente se recuperase era mayor habiendo tomado las dos medicinas que sin haber tomado ninguna. Es decir, la introducción de la nueva medicina incrementaba la probabilidad de recuperación, por lo que ésta sí tenía un efecto beneficioso.

El resultado principal del estudio fue que el grupo de participantes que habían desarrollado una ilusión más fuerte en la primera fase valoró la nueva medicina (que sí era eficaz) peor que el otro grupo.

Los resultados indican que desarrollar una creencia ilusoria acerca de la habilidad de una causa (la medicina ineficaz) para producir un resultado (la recuperación) puede evitar que se aprenda adecuadamente la relación existente entre otra causa (la medicina eficaz) y el resultado (el cual sí produce). Esto podría explicar por qué algunas personas renuncian a los tratamientos cuya efectividad se ha comprobado científicamente en pro de tratamientos pseudocientíficos poco o nada eficaces. 

Fuente: http://www.agenciasinc.es/

¿Qué sentís?
75%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza25%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (14)
6 de Diciembre de 2016|18:45
15
ERROR
6 de Diciembre de 2016|18:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. jackdariper, Noto que habla mucho de hacer TERAPIA, déjeme que lo instruya amigo mio: El psicoanálisis no es psicología ni psiquiatría, es solo una mera TEORÍA terapéutica la cual ha fallado estrepitosamente en veracidad y eficacia ante las rigurosas pruebas científicas, es decir, no se considera una ciencia.
    14
  2. Ya está, ya quedaste como un fronterizo. No respondiste jamás en ninguno de los threads en los que te puse contra la pared. Te di las oportunidades y no las aprovechaste. Marche una clase de inglés de paso porque riper va con doble p, pedazo de ignorante.
    13
  3. ¡HACÉ TERAPIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA URRRRRRRR GENNNNNNNNNN TEEEEEEEEEE!
    12
  4. Sos un boludo a pedal para colmo, te hacés el intelectual y andás defendiendo las flores de Bach, los ovnis, la homeopatía y todas las pelotudeces que se creen los imbéciles. Pero si, el que necesita terapia soy yo. De nuevo: no respondiste nunca la pregunta que te hice en aquel thread, es obvio que no te da la cabeza.
    11
  5. Una más, ojete: En cambio vos no me das lástima, es un sentimiento bastante hijo de puta, que denota que quien lo siente, se siente por arriba del otro. Sin embargo te comprendo, pues denota claramente (además de no tener la más mínima idea de lo que es el inconsciente), el enorme monto de dolor, miseria y sufrimiento que debés sentir, al verte solo, aislado, probablemente con ese pánico inconsciente de sentirte una vez más juzgado y condenado. Ese tipo de estructuras, despiertan compasión en mí. Por eso te dije y lo repito una vez más: ¡HACÉ TERAPIA! Tal vez tengas la fortuna de encontrar un profesional que te ayude a aliviar ese sentimiento miserable que te corroe.
    10
  6. OJETE: ¡HACÉ TERAPIA!... conciencia: ¡¡¡Al fin alguien con algo debajo de la calota!!! Es así como decís. El tema no son los ciegos, sino los que no quieren ver
    9
  7. Todas las terapias, ciencias, adelantos, placebos, medicinas, remedios, vacunas sólo tienen efecto si creemos en ellos. Dicho de otro modo, todo depende desde el nivel de conciencia en que estés parado. Lo más importante a decir en este caso es que nada de eso cura ya que el que realmente cura es tu cuerpo y el que dirige esa curación/sanación es tu cerebro/mente. Visto desde ese punto de vista, es que podemos entender desde un sentido macro a la enfermedad. Ahora bien, para poder lograr ver todo desde un panorama más amplio, es necesario cuestionarse un poco las creencias y las verdades a medias.
    8
  8. Jackdariper me das lástima. Venís a un thread a defender a las pseudociencias, cuando no hay UNA que tenga efectos comprobados, y cuando en un 99% de probabilidades alguien de tu familia se enferme va a ser la verdadera ciencia quien la cure. De hecho si estás escribiendo boludeces por internet, o pajeándote con fotos del finado Fort, es porque las vacunas que la verdadera ciencia creó, permitieron que tengas la expectativa de vida que tenés. Hacele un favor al mundo y dejá de ser tan pajero, ponete a leer cosas con fundamentos.
    7
  9. jackdariper: La movida retrograda ?New Age? que cree en el misticismo y en el pensamiento mágico está condenada a desaparecer, no tienen cabida en la inevitable evolución de la especie.
    6
  10. Que cada uno crea en lo que se le dé la gana. Si en vez de tratarte decidís hacer una macumba y morirte a los 40 por una estupidez perfectamente curable, allá vos.-
    5
En Imágenes