La Cámara Federal presiona por la indagatoria a Báez

Advirtió al juez Casanello que “resulta impostergable” la citación a indagatoria del empresario en la causa por presunto lavado de dinero.

La Cámara Federal porteña advirtió hoy al juez federal Sebastián Casanello que "resulta impostergable" la citación a indagatoria del empresario Lázaro Báez en la causa por presunto lavado de dinero, a raíz de la compra millonaria de un campo en Mendoza en la que intervino el joven detenido Leonardo Fariña.

"A partir de la necesidad de contar con una visión integral de esta operatoria que incluya a todos los que habrían tenido participación en ella, resulta impostergable escuchar en indagatoria a Lázaro Antonio Báez, persona a la que Fariña ha sindicado como quien proporcionó los cinco millones de dólares para la adquisición de la estancia El Carrizalejo", sostuvo la Cámara.

El año pasado, por ese mismo hecho, el fiscal Guillermo Marijuan había reclamado al juez que citara a indagatoria al empresario, investigado junto a su hijo Martín y su contador Daniel Rodolfo Pérez Gadín, entre otros.

La consideración de la Cámara Federal fue hecha en un fallo en el que confirmó el procesamiento del empresario Juan Carlos Molinari y declaró nulo el que pesaba sobre el empresario Roberto Erusalimnsky.

Ambos habían sido procesados por el juez Casanello por dar cierta cobertura a aquellos bienes y fondos que pasaban por las manos de Fariña y que éste no podía justificar en función de sus ingresos.

La indagatoria de Báez había sido solicitada por el fiscal Marijuan a raíz de la compra de un campo en la provincia de Mendoza, en Tupungato, por la cual Fariña dijo que lo hizo en representación del empresario.

Puntualmente, al declarar en la causa, Fariña confesó que trabajó para la empresa Austral Construcciones, de Báez, en tareas de auditoría, consultoría y desarrollo, y que el empresario le encomendó comprar "en comisión" el inmueble en la localidad de Tupungato Mendoza, de 3.600 hectáreas.

Por ese campo es que Fariña está procesado por una evasión que trepa los 30 millones de pesos, lo cual fue denunciado por la AFIP tras desatarse el escándalo Báez, y por esa causa está detenido desde abril pasado.

Erusalimsky fue el empresario que compró a Fariña el campo de Mendoza en un precio mucho menor al que aquel lo había hecho, lo que el juez consideró que fue una maniobra para encubrir ciertas actividades de lavado.

El campo lo compró Fariña por 5 millones de dólares el 16 de diciembre de 2010 y el 21 de diciembre de 2012 fue vendido a Erusalimsky por un monto muy inferior, de 1.8 millones de dólares, esto es un 64 por ciento más barato.

Por su parte, Molinari fue quien pagó la fiesta millonaria por el casamiento de Fariña y la modelo Karina Jelinek, quienes luego se separaron.

La Sala I ya había encomendado el año pasado al juez Casanello que apuntara su investigación contra el contratista santacruceño y profundizara especialmente las averiguaciones sobre la presunta salida ilegal de millones de dólares del país y luego reingresados mediante la compra de bonos del Estado.

Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 05:40
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 05:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'