El recomendado de la semana: “Células de identidad", de Rodolfo Braceli

Un libro en el que podemos ver reflejado lo peor o lo mejor de nosotros, aunque a veces no podamos discernir ante cuál de esos extremos estamos.

¿Puede un pueblo extenso, enorme, múltiple de orígenes contener en sí sólo un ADN? Y más allá todavía, ¿puede el suelo de ese pueblo ser el lugar de origen de algún dios? En todo caso, si hay una pregunta acerca de qué es ese pueblo, también habrá respuestas múltiples, unas más dislocadas que otras, puntos de vista, formas de vida, maneras de concebir, de concebirse.

Habrá, en todo caso, células de identidad.

Justamente es Celulas de identidad (editorial Octubre) el título del nuevo libro de Rodolfo Braceli, en el que el periodista intenta, a través de varias de sus entrevistas, conforma un “mapa de la condición argentina”, y para eso recurre a “18 personajes y uno más”.

Entre esos 18 personajes están Spinetta y Sandro, la archimillonaria Amalita Fortabat y el hachero Agustín Céspedes, Ulises Dumont y Alberto Olmedo, Alicia Moreau e Isabel Sarli, entre otros.

Y los nombres mencionados anteriormente fueron agrupamos intencionalmente en parejas que pueden resultar contradictorias, porque de alguna manera eso es lo que se puede concluir luego de introducirse en este libro: somos, por genética, contradictorios, además de (o como consecuencia de) cargar sobre nosotros un complejo de superioridad que (vaya paradoja) puede también interpretarse como complejo de inferioridad.

Braceli nos da un paseo por eso que podemos interpretar como el ADN de los argentinos, pero no sólo con las entrevistas (en las que, gracias a su sagacidad como entrevistador –preguntador-preguntón, podríamos decir– logra desnudar a los personajes), sino también con oportunas intervenciones propias tituladas “entreParéntesis” y un imperdible prólogo –o Umbral (levensayo)– en el que se detiene a tratar de entender la trama de esa cosa en extremo complicada que constituye el mapa de la condición argentina.

Abrir este libro en cualquiera de sus páginas es encontrarse con un espejo en el que podemos ver reflejado lo peor o lo mejor de nosotros, aunque a veces no podamos discernir ante cuál de esos extremos nos encontramos.

Alejandro Frias

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|06:33
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|06:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016