Deportes

Williams batió a Sharapova y superó a Evert y Navratilova

La estadounidense ganó su sexto abierto de Australia al vencer a la rusa por 6-3 y 7-6, y llegó a su 19º corona de Gran Slam.

La estadounidense Serena Williams agigantó aún más su figura en la historia del tenis al batir a la rusa Maria Sharapova por 6-3 y 7-6 (7-5) en la final del Abierto de Australia y superar así las marcas de Martina Navratilova y Chris Evert.

La número uno del mundo suma ahora seis títulos en Australia y 19 trofeos individuales de Grand Slam, uno más que los 18 de Navratilova y Evert y a sólo tres del récord absoluto de 22 en manos de la alemana Steffi Graf.

Fue, además, el décimo séptimo triunfo de Serena sobre la rusa en 19 partidos. Sharapova no vence a la estadounidense desde octubre de 2004, más de diez años, aunque hoy puso en ciertos aprietos a su rival en una atractiva final sobre el cemento de Melbourne.

Ya lo había anticipado Navratilova horas antes de la final: "Para que haya una rivalidad tienes que batir a tu oponente, y Maria no pudo en 10 años".

Pese a todo el esfuerzo de la rusa, tampoco pudo hacerlo hoy. Serena abrió el partido marcando presencia y potencia desde el primer punto ante una rusa que también le pega fuerte a la pelota, pero menos que su rival.

Con Serena sacando 3-2 y 30-30 el partido se interrumpió por la fuerte lluvia que comenzó a caer sobre Melbourne.

Las jugadoras se fueron al vestuario, el techo comenzó a cerrarse y un ejército de jóvenes secó la superficie. Sharapova debió esperar un buen rato a que una Serena que tosía con fuerza en el túnel de ingreso al estadio regresara a la cancha.

Finalmente regresó, conectó dos poderosos saques y se adelantó 4-2. Un par de minutos más tarde quebró el servicio de su rival para 5-2.

El 0-40 con su servicio en que se encontró poco después Sharapova confirmó que la final era enormemente desigual, que nada había cambiado entre dos jugadoras. Serena pegó un fuerte revés a un lado, Sharapova fue para el otro.

El segundo set no ofreció mayores atractivos tenísticos, pero fue entretenido por el duelo de "¡vamos!" (come on!) entre ambas rivales. Promediando el parcial, cada vez que ganaba un punto, la estadounidense lanzaba el grito. Cansada de tanto "come on!", Sharapova gritó el suyo en cuanto pudo.

La rusa intentó todo lo que pudo, e incluso salvó un match point sacando 4-5. Llegó al 5-5 y al tie break, pero fue sólo una igualdad temporaria: un ace -el décimo octavo del partido- le permitió a Serena cerrar el choque para confirmar que, a sus 33 años, Serena sigue tan vigente como un escalón por encima del resto.

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|07:21
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|07:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic