Poemas de verano: Hernán Schillagi

En la playa, bajo la sombra de un árbol, al amparo de un aire acondicionado... Nunca viene mal un buen poema...

mecánico de la palabra

como una escena robada de una película

del cine nacional empuja con los dedos engrasados

de tinta su viejo auto bajo la lluvia

«para qué me sirve la poesía» repite «para qué»

si el motor no responde a sus bucólicas quejas

empuja puja y campuja vocablos contra el paragolpes

y las balizas le marcan la intermitencia

de su confundido corazón la indolencia

de su mecánica literaria ante el carburador

las oscuras transmisiones y los cables indiferentes

por eso empuja con el cuerpo entero

para llevar la mole de su torpeza hacia adelante

hasta que sin más toda la lengua le quede afuera


-de Lengua padre (inédito)-




autonomía de vuelo

Hay que ver,

cuántas veces te advertí, gorrión…

Rafael Pérez Botija, en Fruta verde

acaso no te dije es que cada mañana

levanto la mesa de la noche anterior

un autómata que registra sin ver la cera fría del plato

los cubiertos inútiles las ojeras pardas de la lechuga

y el vaso que se eleva como una torre sin princesa

con un solitario dragón adentro

es que en las mañanas acaso no te dije

las migas trazan sobre el mantel rojo

las huellas del pan de cada día el rastro

de un mapa descascarado los pasos sin dar

del chato milagro que divide y no multiplica

por eso cada mañana doblo ese rectángulo

de sangre para de la tela sacudir los restos

de una cena que perdió en el baile de tu silla vacía

así las cortezas vuelan bajo hasta hundirse

en el barro de la cuneta

sin embargo esta mañana acaso no te lo dije

el mantel se convirtió sobre mis hombros en una capa

y fui un rey destronado perdido entre los autos

las ambulancias los ladridos un súperman doméstico

con el pecho a prueba de baladas freddie mercury decolorado

con las raíces negras por la desidia

que alza su puño y desafina «somebody to love»

aunque una rápida traición de la cabeza me trasladó

hacia el áspero castellano «alguien para amar» sí

«alguien a quien amar»

no te lo dije acaso pero es que cada mañana

me cuesta cada vez más ser un superhéroe



-de Lengua padre (inédito)- 




guardia industrial

tal vez exista un viento frío

que te obligue a detener el paso

cerrar los ojos como una represa

que contenga el caudal de las lágrimas

y balancearte la mirada en el espigón

filoso y artero de una pregunta

pero llevás las manos a los bolsillos

del sobretodo levás las anclas de los párpados

y un mar de chimeneas fabriles te espera

con sus bicicletas encadenadas como galeotes

de metal y caucho sus obreros de barbijo

que improvisan una comedia musical

en homenaje a michael jackson más la molienda

eterna de los carozos de durazno

que arrulla dulce a la ciudad insomne

un viento frío tal vez exista

que te obligue todavía a detener el paso

para cerrar la boca con una promesa

que retenga el caudal de las palabras

y repicarte así la lengua en la grieta

cruda y certera de otra pregunta



-de Lengua padre (inédito)- 

Opiniones (1)
11 de Diciembre de 2016|01:34
2
ERROR
11 de Diciembre de 2016|01:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. malo malo muy malo
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic