El asteroide que pasó cerca de la Tierra tiene un satélite

En la población de asteroides cercana a la Tierra, cerca del dieciséis por ciento de los que tienen más de 200 metros son binarios.

Un equipo de científicos, empleando una antena parabólica de radar de 70 metros (230 pies) que la NASA tiene emplazada en Goldstone, California, ha obtenido y presentado públicamente las primeras imágenes de radar del asteroide 2004 BL86, que se acercó recientemente a la Tierra hasta una distancia de unas tres veces la existente entre nuestro mundo y la Luna. La resolución de las imágenes radáricas es de 4 metros (13 pies) por píxel. El asteroide efectuó su máxima aproximación a las 11:19, hora de la costa este de Estados Unidos, el 26 de enero de 2015, pasando a una distancia de 1,2 millones de kilómetros (745.000 millas).

Se ha comprobado además que el asteroide tiene su propia pequeña luna.

El 2004 BL86 tiene aproximadamente 325 metros de diámetro y su satélite mide unos 70 metros. En la población de asteroides cercana a la Tierra, cerca del 16 por ciento de los que tienen más de 200 metros son binarios (un asteroide primario con una luna asteroidal más pequeña orbitándolo), o incluso sistemas triples (dos lunas).

La trayectoria del asteroide 2004 BL86 se conoce bien. Su reciente visita fue la más cercana que hará a la Tierra durante al menos los próximos dos siglos. Es también el paso más cercano conocido por las inmediaciones de la Tierra de un asteroide tan grande como este. Se estima que el récord cambiará de dueño cuando el asteroide 1999 AN10 pase al lado de la Tierra en 2027.

El asteroide que nos ha visitado fue descubierto originalmente el 30 de enero de 2004, por un telescopio de la red LINEAR (por las siglas en inglés de LIncoln Near-Earth Asteroid Research), en White Sands, Nuevo México, Estados Unidos.

El radar es una técnica que resulta muy eficaz para estudiar el tamaño, la forma, la rotación, y las características de la superficie de los asteroides. También es de gran utilidad para mejorar el cálculo de sus órbitas. Las mediciones con radar de las distancias y velocidades de los asteroides permiten a menudo calcular la evolución de sus órbitas hasta mucho más lejos en el futuro que si las observaciones de este tipo no fueran posibles.

Asteroide y su satélite

Este GIF animado muestra el asteroide 2004 BL86, y justo encima su diminuto satélite. (Foto: NASA/JPL-Caltech) 

 Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/

En Imágenes