Anoche el Gobierno clausuró la refinería de Shell

Aunque esperaban que se realizara hoy, el gobierno nacional finalmente cerró la planta petrolera ubicada en Dock Sud.
Conjuntamente hipotecaron dos estaciones de servicio de la empresa.
Acusan a la empresa de contaminar el ambiente y de utilizar agua del Riachuelo sin autorización.

Anoche a última hora, finalmente la Secretaría de Ambiente de Argentina clausuró por contaminación una planta de la petrolera Shell.

Para el organismo estatal, en base a un informe que resulta de las inspecciones realizadas a la planta, se detectaron pérdidas de combustible que habrían contribuido a la contaminación de la cuenca Matanza-Riachuelo.

Aunque el pasado martes se anunciaba que el cierre se iba a realizar el jueves, la decisión se adelantó un día.

Fuentes oficiales informaron de que la planta de Shell en el área de Dock Sud, ubicada al sur de la capital y a la vera del Riachuelo, fue clausurada en "forma total y preventiva" por la Dirección Nacional de Control Ambiental (DNCA).

Según indicó la Secretaría de Ambiente en un comunicado, tras 31 días de inspección la DNCA constató que la planta "no tiene permiso para extraer del Canal Dock Sud ni del Río de la plata los 18.400.000 litros de agua por hora que realiza, incumpliendo con el Código de Agua de la provincia de Buenos Aires".

Para las autoridades, esa cantidad de agua es equivalente a la utilizada por una ciudad de 1.100.000 habitantes.

Por otra parte, la DNCA verificó que la planta, donde se destila, refina y almacena crudo, "no posee las habilitaciones y pruebas periódicas de aparatos sometidos a presión" en casi 700 equipos.

Además, aseguró que en esa planta "existen pérdidas y derrames constatados" y que "las pruebas de suelo tomadas acreditan la contaminación".

Asimismo, constató que en el lugar hay una "deficiente gestión de residuos especiales y/o peligrosos" y que la planta carece de estudios de impacto ambiental.

"La clausura se mantendrá efectiva hasta que la empresa cese la situación de peligro para el ambiente y la integridad física de los habitantes en el ámbito de la Cuenca Matanza - Riachuelo", indicaron las autoridades.

La planta de Shell está situada dentro del denominado "polo petroquímico Dock Sud", donde se ubican además otras empresas que también han sido objeto de acciones de la DNCA en el marco de un programa de saneamiento de la cuenca Riachuelo-Matanza, altamente contaminada.

La clausura se produce en un contexto de creciente tensión entre la petrolera y el gobierno argentino, que este año le aplicó una treintena de multas por violar la ley de abastecimiento en el mercado de gasóleo.

En su defensa, la petrolera afirma que las acusaciones no están probadas o son de una magnitud menor a la que advierte el reporte realizado por Ambiente.

“Los auditores designados por nosotros, que deberían advertirnos sobre estas cuestiones, no comentaron nada acerca de las supuestas filtraciones de fuel oil”, contestó un vocero de Shell el martes pasado.

Asimismo, la Secretaría de Comercio Interior informó que fueron "hipotecadas dos estaciones de servicios de Shell por las sanciones de desabastecimiento".

"El Estado nacional hipotecó las estaciones de servicio de propiedad de Shell ubicadas en Avenida Figueroa Alcorta 3.091 y Avenida Del Libertador 5,414 a fin de garantizar su acceso a la Justicia por las apelaciones presentadas como consecuencias de los incumplimientos a la ley 20.680", señala el comunicado oficial.

"Las sanciones por un millón de pesos cada una fueron impuestas el año pasado", recuerda la Secretaría y agrega que "la garantía ofrecida sólo alcanzaría a 17 de las 23 sanciones por desabastecimiento de gasoil que comprobara la Secretaría de Comercio Interior".

Y finaliza diciendo que "en dichas apelaciones les corresponde intervenir a los juzgados nacionales de primera instancia en lo Penal Económico".

Los antecedentes de la pelea Shell-Kirchner
En julio pasado, la Secretaría de Comercio Interior aplicó a Shell una multa de cinco millones de pesos (1,5 millones de dólares) por infracciones a esa norma tras registrarse que en estaciones de servicio de esa marca no se estaba expendiendo gasóleo.

Además, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, denunció penalmente a los directivos de la compañía, quienes son, en estos momentos, investigados por la Justicia.

Shell aduce que es discriminada por el gobierno y asegura que sufrió el 64 por ciento de las 800 inspecciones que se hicieron este año en el mercado de combustibles, cuando solo vende el trece por ciento del gasóleo que se consume en el país.

A lo largo de 2006 el gobierno le impuso a Shell 23 multas de un millón de pesos (312.500 dólares) cada una por haber violado la ley de abastecimiento durante la crisis energética.

La Secretaría de Comercio Interior dijo hoy en un comunicado que fueron "hipotecadas dos estaciones de servicios de Shell por las sanciones de desabastecimiento".

"El Estado nacional hipotecó las (dos) estaciones de servicio de propiedad de Shell (...), a fin de garantizar su acceso a la Justicia por las apelaciones presentadas como consecuencias de los incumplimientos a la ley" de abastecimiento, señala el comunicado oficial.

La Secretaría de Comercio Interior dijo que "la garantía ofrecida sólo alcanzaría a 17 de las 23 sanciones por desabastecimiento de gasóleo".

La relación entre Shell y el gobierno argentino está complicada desde que en 2005 el presidente Néstor Kirchner llamó a la población a boicotear los productos de la petrolera, después de que subió los precios de los combustibles, que las autoridades mantienen casi sin cambios a pesar del fuerte aumento del precio internacional del crudo.

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 18:02
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 18:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes