Comerciantes y hoteleros locales manifiestan que el conflicto dañó al sector

El conflicto del gobierno con el campo también impacta negativamente en el turismo y el comercio local, que suele tener su clímax con las nevadas en alta montaña. El público proveniente del litoral es uno de los grandes ausentes en Mendoza y se espera con ansiedad el inicio de las vacaciones en Buenos Aires.

El conflicto del gobierno con el campo también impacta en el turismo y el comercio local, que suele tener su clímax a esta altura del año gracias  a la presencia de nieve en la cordillera. Jorge Segovia, del sector hotelero, manifestó que “el daño por el conflicto es irreversible, porque la gente suele planificar sus vacaciones con anticipación y viajar para relajarse”. Los cortes de rutas y la falta de combustible, producto del conflicto, son los principales factores que inhibieron a los potenciales turistas a salir de viaje.

Las provincias más afectadas por el conflicto, Córdoba y Santa Fe, según el empresario, son el público principal del turismo mendocino. “Un punto a favor es que somos la provincia más cercana al litoral donde disfrutar la nieve”,aseguró a MDZ. La última esperanza del sector hotelero y del comercio vinculado al turismo es, sin lugar a dudas,  la llegada del turismo porteño que denominan la “temporada alta” a partir del inicio de las vacaciones de invierno en la ciudad de Buenos Aires desde el 28 de julio próximo.

Las vacaciones de invierno impactan levemente en el comercio del centro mendocino, en lo relativo a afluencia turística este año. Los comerciantes locales hablan de un 20 o 30% menos de visitantes, en igual temporada que el año pasado. Más allá de que las vacaciones en la provincia de Buenos Aires arrancan el 28 del corriente, hay una merma en la reserva y ocupación hotelera, así como en la demanda de alquiler de equipos de ski, accesorios para la nieve  y compra de artículos regionales.

La nieve puede esperar

En un comercio de alquiler de indumentaria para la nieve de Avenida Las Heras, la tarde transcurre sin mayor agitación. Una familia se retira con los bolsones que contienen enteritos impermeables, botas apreski y guantes. “El equipo para la montaña de pantalón y calzado, un combo, cuesta 35 pesos y 30 en el caso de los niños”, indica el dueño del lugar. Mientras tanto los elementos para esquiar, tablas y botas, van de 40 a 80 pesos, dependiendo de la calidad de los implementos.

Por más que se observa una mayor circulación de personas, por las vacaciones escolares locales, el centro mendocino se muestra en estos días sin el incremento en la concurrencia de turistas esperada en temporada invernal. “Flojo, flojo”, es como califican al movimiento turístico la mayoría de los empleados de comercio consultados, que renacen con el alquiler algunos y otros con la venta, de tablas de esquí, trineos, botas e indumentaria de vestir para la nieve.  

El temor a no poder regresar, por un eventual corte de rutas producto del conflicto del gobierno y el agro, es uno de los motivos que aducen los comerciantes especulando sobre la falta de turistas en temporada invernal. Asimismo la dificultad para planificar las vacaciones, debido a la misma situación, provocaría una disminución en el movimiento turístico hacia nuestra provincia.
Opiniones (0)
21 de noviembre de 2017 | 09:29
1
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 09:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia