Deportes

Roger Federer fue mucho para Andy Roddick

El número uno del mundo superó al estadounidense Andy Roddick (7-6 (5), 7-6 (4) y 6-2) y está en semifinales.

Con el saque como mejor argumento, precisamente el arma que suele sostener a su rival, el suizo Roger Federer superó al estadounidense Andy Roddick (7-6 (5), 7-6 (4) y 6-2) y añadió un tramo más a la ruta que le encamina hacia su cuarto título consecutivo en Nueva York y dejó el cuadro masculino del Abierto de Estados Unidos sin representación local.

El número uno del mundo se cita en semifinales con el ruso Nikolay Davydenko, que superó al alemán Tommy Haas por 6-3, 6-3 y 6-4, en idéntico punto que el pasado año, cuando enfiló la conquista del tercer éxito. Vuelve a toparse el ruso con un rival intratable. Especialmente para él, con el que ha perdido en los nueve enfrentamientos que han disputado.

Desde hace tiempo da la sensación de que el helvético, con cierta suficiencia, empieza a tomarse sus asuntos como un trámite. Dosifica sus energías y sólo acelera en caso necesario. Es tan evidente la superioridad respecto al resto que relativiza los compromisos.

Le ocurrió contra el prometedor estadounidense John Isner, en la tercera ronda y también contra el español Feliciano López en los cuartos de final. Ante ambos se dejó un set. Apuró sólo lo necesario. Destapando su talento en situaciones extremas.

Volvió a suceder con Roddick, un tenista cada vez más alejado de su mejor momento. Cuando ganó en Nueva York en 2003 al imponerse en la final al español Juan Carlos Ferrero. Cada vez se aleja más de las grandes citas. Aunque en esta ocasión, no salió sonrojado como en la semifinal del Abierto de Australia.

El tenista de Nebraska se tomó la situación como un tema personal. Ante un jugador que ya le ha superado en trece de los cuatro partidos disputados. Tiró de su saque, que no le falló y mantuvo el tipo durante los dos primeros parciales.

Aun así, y jugando a gran altura, Roddick se vio por debajo en el marcador. Federer le superó, incluso, en saques directos, una circunstancia en la que el estadounidense suele funcionar. De hecho, fue él el que dispuso de alguna opción de 'break' en las dos primeras mangas. Fue en el octavo juego del segundo set. Pero no aprovechó la situación. El helvético, sin embargo, no pudo romper el servicio de su rival hasta el último, cuando el partido ya estaba inclinado de su lado.

No obstante, solucionó la coyuntura con facilidad y suficiencia en los desempates de cada uno de los parciales. En el último set arrolló con Roddick condenado a su suerte.

Federer dejó el Abierto de Estados Unidos sin norteamericanos. El público de Nueva York, que empezó a abandonar el Centro Nacional de Tenis Billie Jean King cuando el helvético cerró el segundo, se ampara, sólo, a la suerte de Venus Williams en el cuadro femenino.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|19:44
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|19:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016