Buscan restos de la docente tucumana Betty Argañaraz

La policía inició una serie de excavaciones en una casa usurpada donde vivía un familiar de la monja imputada. Allí, hace meses, hallaron fósiles que podrían ser de la víctima. No obstante, su familia confía en que la maestra está viva.

La Policía tucumana inició una serie de excavaciones dentro de una vivienda usurpada de la capital provincial en busca de los restos de la docente Beatriz Argañaraz, cuyo paradero se desconoce desde julio de 2006.

El inmueble donde se realizó la investigación a partir de una orden de la fiscal de Feria María de las Mercedes Carrizo, se encuentra ubicado en el barrio Gráfico II de Las Talitas.

Todo se inició cuando la familia de Analía Bazán, que vive en el lugar desde marzo pasado junto a su esposo Daniel y sus cuatro hijos, descubrió un hueso en el patio, después de que su perra excavara en el piso.

La familia luego descubrió un monograma metálico de la escuela Padre Roque Correa, donde trabajaba la desaparecida "Betty" Argañaraz, y un trozo de una prenda femenina íntima.

Bazán llamó a la Policía, a quien le informó que hasta que ellos usurparon la casa, allí vivía Fátima Patricia Acosta, una joven de 36 años que tenía cinco hijos.

Según indicó el portal del diario La Gaceta, se confirmó que esta mujer es sobrina de Susana Acosta, una de las imputadas por el secuestro y asesinato de la maestra.

Cuando el comisario Julio César Aybar, de Las Talitas, advirtió esto, se lo informó a sus jefes, Víctor Pacheco y Julio López, quienes llamaron a la fiscal Carrizo.

El juez Juan Francisco Pisa ordenó un allanamiento, por lo que personal de Bomberos, de la Policía Científica y de la División Homicidios, al mando del comisario Hugo Cabezas, ingresó entonces en la casa 12 de la manzana B del barrio.

Comprobaron que el terreno está muy compactado, pero igualmente comenzaron a excavar, aunque más allá del hueso que descubrió la perra -que estaba quemado- no hallaron nada.

El hueso será sometido a los exámenes de ADN correspondientes para tratar de determinar si pertenece a "Betty", cuya familia aún confía en que aparezca con vida.

"Quiero encontrarla con vida", afirmó Liliana, la hermana de Betty, presente en las excavaciones que se llevaron a cabo en las últimas horas.

Bazán, que usurpó la vivienda donde se hallaron los huesos, también relató que hace pocas semanas cuatro hombres, entre los que habría estado un hermano de Susana Acosta, irrumpieron en la casa y los golpearon, exigiéndoles que se marcharan.

Betty Argañaraz desapareció el 31 de julio de 2006 cuando se dirigía a su trabajo en el colegio Padre Roque Correa y según la fiscal Adriana Giannoni Acosta y los hermanos Nélida y Luis Fernández la mataron para que no asumiera como directora de la institución.
Opiniones (0)
24 de agosto de 2017 | 00:07
1
ERROR
24 de agosto de 2017 | 00:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Incidentes en la movilización de la CGT.
    23 de Agosto de 2017
    Incidentes en la movilización de la CGT.