AMIA: Lijo ordenó medidas en la causa por encubrimiento

La investigación es por las presuntas irregularidades en torno de la causa AMIA que Lijo viene investigando desde hace años.

El juez federal Ariel Lijo ordenó que le brinden detalles de una reunión en Olivos que habrían tenido el entonces juez del caso AMIA Juan José Galeano y el presidente Carlos Menem, en la causa por el presunto encubrimiento del atentado terrorista.

La investigación es por las presuntas irregularidades en torno de la causa AMIA que Lijo viene investigando desde hace años, pero en ese contexto el fiscal Alberto Nisman presentó este año la denuncia contra la presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, antes de aparecer sin vida en su departamento del edificio Le Parc, en Puerto Madero.

En la Justicia se tramita desde hace años la causa por irregularidades: una gran parte está en etapa de juicio oral y público con el expresidente Carlos Menem como principal acusado (aún no hay fecha de inicio de juicio) y otra parte aún sigue bajo investigación del juez Lijo.

En este último tramo hubo una orden de la Cámara Federal en diciembre para que se profundizara la investigación sobre el entonces ministro del Interior Carlos Corach, y varios secretarios federales que trabajaban en el juzgado que ocupaba Galeano.

La Cámara Federal a la par ordenó al juez que adopte algunas medidas de prueba que Lijo firmó antes de finalizar el año, del comienzo de la feria judicial y de la presentación que luego hizo Nisman, entendiendo que su nueva denuncia por conexidad debía tramitar junto con aquella investigación.

Al día de hoy sigue siendo una incógnita si la denuncia de Nisman quedará en poder del juez Lijo, quien recién en febrero y tras escuchar la palabra del fiscal federal Ramiro González dispondrá si ve conexión entre la causa que tramitaba desde hace tiempo y la nueva acusación del fiscal fallecido.

Una de las medidas ordenadas por Lijo fue la de requerir copia del libro de ingresos y egresos de la Casa Rosada entre julio y agosto de 1994, donde el entonces juez Galeano habría concurrido a una reunión de la que se supone participaron Menem y Corach.

Fueron días apenas ocurridos el atentado en la AMIA, y Galeano había retornado de Venezuela donde viajó para entrevistar a un testigo, y al bajar del avión, se dirigió directo a la Rosada.

Según el exprosecretario del juzgado de Galeano, Claudio Lifschitz, fue luego de esa reunión que el juez orientó la pista a la Policía Bonaerense.

Paralelamente, el juez Lijo se apresta a citar a testimonial a dos excolaboradores de Corach: Mariano Goyenechea y Cecilia Santa Cruz.

Asimismo, el juez le queda por indagar a ex secretarios de Galeano, algunos de los cuales siguen con el cargo, y que había citado a indagatoria para el 22 de diciembre pasado pero que se pospusieron.

Se trata de Carlos Velasco, Javier De Gamas y Susana Spina, quienes están imputados; en tanto que otros ex secretarios el juez deberán presentarse como testigos en febrero.

Si bien éste tramo de la causa por irregularidades es más antigua de la denuncia que Nisman hizo estos días, el fuerte impacto político de la acusación hecha por el fiscal la cual vincula nada más y nada menos que a la Presidenta tendrá más movilidad, más allá si Lijo finalmente acepta quedársela.

Un gran tramo de la supuesta maniobra de encubrimiento está en juicio: no tiene fecha de inicio y será este año en que el Tribunal Oral Federal 2, el mismo que juzga la tragedia de Once, fije el día de su comienzo.

Fuente: Noticias Argentinas

Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 00:46
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 00:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'