Poemas de verano: Pablo Bugarini

En la playa, bajo la sombra de un árbol, al amparo de un aire acondicionado... Nunca viene mal un buen poema...

Con la primera mosca 

el poeta llovió 

Con la segunda muerte 

el poeta hundió un tiempo

con la tercera oscuridad

el poeta violó una palabra

con la última esquela

el poeta saltó a la fama



          sentado en mi silla

          veo tras el cristal de mi ventana

          el pájaro de mis días, agonizar, y mirarme fijamente

         Ganar, perder

         El tiempó no puede



Hay que fugarse

     de la sangre

luego repetir el juego

     de no volver a pronunciar un latido

Hay que fundar

      un día sin escape

     Con precisión en el pulso

     pedir los dientes

              a la estatua

              que puede arrojar

tantas noches sin orden

Opiniones (0)
23 de Febrero de 2017|13:46
1
ERROR
23 de Febrero de 2017|13:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una visita al Observatorio Europeo del Sur
    23 de Febrero de 2017
    Una visita al Observatorio Europeo del Sur
    Retromobile
    21 de Febrero de 2017
    Retromobile