Deportes

Michael Phelps lleva la natación a nuevas alturas

El deportista estadounidense es considerado el Tiger Woods de su deporte, por el crecimiento mediático y popular de la natación en su país. Ahora en Beijing va en busca del record de otro grande: Mark Spitz.

Visite un quiosco de periódicos en Estados Unidos y casi seguramente va a ver a Michael Phelps en la portada de una revista. Mire la televisión y muy probablemente lo verá de nuevo, anunciando tarjetas de crédito o barras nutritivas.

El formidable nadador estadounidense ha llevado los récords a niveles impensados. Pero su impacto fuera de las piletas pudiera ser aún mayor.

"Todo ha cambiado gracias a él", dijo su colega Aaron Peirsol, tricampeón olímpico. "Gracias a Tiger Woods, el golf tiene más prominencia. Gracias a Mike, estamos más en la televisión, la gente está conociendo más nuestro deporte".

Aunque Mark Spitz, que ganó siete medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972, se las arregló para forjarse una vida próspera basado en sus triunfos deportivos, su caso básicamente fue único, con beneficios que no se extendieron a nadie más.

Ahora tenemos a Phelps, el Spitz de su generación.

En Beijing, el joven alto y delgado que disfruta el hip-hop y automóviles modificados volverá a tratar de romper el récord de Spitz, tras haberse quedado apenas corto hace cuatro años cuando ganó seis oros y dos bronces en Atenas.

Con toda probabilidad, Phelps ya ha superado a Spitz en lo que se refiere a ganar dinero, aprovechando las nuevas realidades de los medios de comunicación que aquellos que le rodean - encabezados por su equipo de agentes en la firma Octagon- desean explorar y explotar.

Tiene una larga lista de patrocinadores prominentes, que incluyen a Speedo, Visa, PowerBar, Omega, AT&T, Rosetta Stone, Hilton y Kellogg's. Phelps tomó parte en una serie de fotografías para Vogue que incluyó al astro de la NBA LeBron James.

También ha estado en varias portadas de revistas, incluyendo en estos momentos Men's Journal, con su buen amigo y rival Ryan Lochte. Su rostro incluso va a aparecer en el automóvil de Jeff Burton en una carrera de NASCAR, el 3 de agosto en Pocono.

"Cuando uno mira a este deporte hace 10 años, nunca veía a nadadores en la portada de revistas. Es algo que yo siempre quise", dijo Phelps.

Mark Schubert, entrenador del equipo nacional estadounidense, dice que piensa que la influencia de Phelps va a ser evidente incluso luego que éste se retire.

"Sin duda, vamos a ver los efectos de esto en 12 y 16 años, porque la gente va a estar interesada en la natación", dijo Schubert. "La gente va a querer participar en clubes veraniegos de natación... Más talento en el deporte significa más éxito para Estados Unidos".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|22:00
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|22:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016