Cómo será vivir seis meses con dos gobernadores

Tras la decisión de Francisco Pérez de desdoblar los comicios, entre junio y diciembre las decisiones deberán ser consensuadas entre el actual mandatario y el gobernador que resulte electo.

El adelantamiento de las elecciones dispuesto por el gobernador de la provincia lo ha dejado en una posición cuando menos incomoda. Sucede que Francisco Pérez deberá encarar los últimos seis meses de gestión con la sombra del nuevo gobernador en sus talones, lo cual lo obligará a buscar consenso antes de tomar decisiones relevantes. Tanto desde la oposición como desde el oficialismo confiesan que no es la situación ideal, pero descartan que pueda generar conflictos.

A nivel nacional, la Constitución establece en su artículo 95 que la elección de presidente y vicepresidente “se efectuará dentro de los dos meses anteriores a la conclusión del mandato del presidente en ejercicio”. Sin embargo, en la provincia la situación es otra. A pesar de que el gobernador decidió adelantar el llamado a las urnas para el 21 de junio, la constitucionalista Gabriela Ábalos explicó que el cambio de mando debería ser el 10 de diciembre.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo provincial dejó claro a MDZ que no ha pensado en dejar su cargo antes de lo que estipula la ley y que planea seguir gobernando hasta diciembre.

De esta manera, sea quien sea el candidato que se imponga en las elecciones generales, se planteará un escenario complejo para Pérez, que deberá sacar a lucir una voluntad de consenso. Así lo confiesan dentro del propio partido gobernante, desde donde ponen como ejemplo lo que ocurrió a fines del Gobierno de Celso Jaque cuando, antes de las elecciones, el propio Pérez cajoneó el polémico proyecto minero San Jorge, que era impulsado por el gobernador malargüino. “Si eso pasó entre el candidato y el gobernador, no me quiero imaginar lo que puede pasar ahora”, admiten en el oficialismo.

“Cuándo Pérez, ante la presión de los intendentes, tomó la decisión de anticipar las elecciones, supongo que fue consiente de que condicionaba el último tramo de su gestión”, sostuvo por su parte el presidente del Partido Demócrata (PD), Richard Battagión.

De todas maneras, el dirigente “ganso” aclaró que si esta situación sirve para lograr acuerdos de gobernabilidad, “lo que parece una debilidad puede convertirse en una fortaleza”. “Lo que necesita Mendoza son políticas de Estado y eso requiere acuerdos entre partidos. Siempre que sea necesario un acuerdo o una convergencia, hay muchas mas chances de que se hagan cosas positivas”, explicó Battagión.

En la misma línea se mostró el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Sergio Pinto. Si bien confesó que “no es la situación ideal”, sostuvo que “no tendría porque afectar la institucionalidad de la provincia”. “Son seis meses con un gobierno que se esta yendo y que cualquier decisión que tome tendrá que ser con un consenso amplió, lo cual no significa que sea un signo debilidad”, aseguró Pinto. “Creo que demuestra más debilidad el adjudicar los errores a otros”, agregó.

Lo mismo ocurrirá con los intendentes que se impongan en el próximo llamado a las urnas. En aquellos municipios en los que los actuales caciques no renueven sus cargos, los ganadores también deberán esperar hasta el 10 de diciembre para tomar las riendas de los municipios en los que fueron electos.  

La opinión de algunos precandidatos

Enrique Vaquié NEw

Enrique Vaquié: "La única experiencia es la de Gabrielli (Rodolfo) y Lafalla (Arturo) y, a pesar de que eran del mismo partido, no fue fácil. Me parece que las circunstancias externas pueden complicarlo aún más, sobre todo teniendo en cuenta que la economía en Mendoza está mal. Además de que hay problemas con la metalmecánica, la agricultura, la fruticultura y otros sectores, tenés una paritaria salarial en el medio de la campaña. No sé que va a pasar, pero no creo que sean seis meses tranquilos".

Jorge Tanus   02

Jorge Tanús: "Si gana el peronismo va a ser una transición ordenada porque somos parte de un mismo proyecto, pero si gana el radicalismo tampoco creo que haya mayores inconvenientes. De todas maneras creo que es mucho tiempo y le doy la razón al gobernador en sus dudas sobre el desdoblamiento. Seis meses en una gestión de gobierno es bastante y considero que en ese tiempo el gobernador será quien tome las decisiones porque fue elegido por 4 años. No tiene porque consensuarlo ni con el gobernador electo ni con otro partido".

Opiniones (3)
24 de septiembre de 2017 | 14:04
4
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 14:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. actualmente tenemos gobernador en mendoza ?
    3
  2. La verdad, dos va a ser una tragedia.
    2
  3. El soportar a uno ya es traumático; dos, es masoquismo.
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'