Deportes

Nadal sufrió hasta el final para avanzar en Australia

El tenista español tuvo que exigirse al máximo para derrotar 6-2, 3-6, 6-7 (2-7), 6-3 y 7-5 al estadounidense Tim Smyczek.

El español Rafael Nadal sufrió hoy como pocas veces se lo vio en una cancha de tenis, pero logró sobrevivir y avanzar a la tercera ronda del Abierto de Australia.

Número tres del mundo, Nadal se impuso 6-2, 3-6, 6-7 (2-7), 6-3 y 7-5 al estadounidense Tim Smyczek, 112 de la clasificación pero en un nivel muy superior durante las cuatro horas y 12 minutos de drama en la noche del Rod Laver Arena.

El partido fue un verdadero calvario para Nadal, que a esta altura tiene en el principal estadio del tenis australiano a uno de sus escenarios más dramáticos, como atestiguan las finales que perdió en 2012 con Novak Djokovic y 2014 con Stanislas Wawrinka.

Lo de hoy no era una final, pero bien pudo ser el final para Nadal.

En una pegajosa noche con 28 grados y húmedo bochorno, el español penó a un nivel inusual cuando se trata de rivales tan inferiores como el de hoy, un jugador que no ganó siquiera un título en el circuito mayor de la ATP.

El primer set se fue con relativa facilidad al bolsillo de Nadal, pero a partir de entonces Smyczek se soltó en la misma medida que el español comenzaba a enredarse con su juego.

Nadal no se movía, las piernas le pesaban, y su servicio comenzó a fallar: la combinación era peligrosísima, porque así el español no sólo perdía la iniciativa, sino que se quedaba sin posibilidades de contraataque.

Nadal australia1


Feliz, Smyczek comenzó a mandar con un dúctil revés a dos manos y una derecha atrevida y veloz. El estadounidense de 27 años buscaba llegar por primera vez en su vida a la tercera ronda de un Grand Slam, nada menos que a costa de un hombre que ganó 14 títulos en ese nivel.

Así, el segundo set quedó en manos del estadounidense ante un Nadal sin reacción. Todos esperaban que esa reacción llegara en el tercero, pero lo que sucedió en cambio fue que el parcial se convirtió en el epicentro del drama nadaliano.

Con Smyczek en ventaja de 2-1, Nadal pidió asistencia médica y se colocó la "bufanda de hielo" para bajar la temperatura corporal. Daba claramente la impresión de estar mareado. El fisioterapeuta que lo atendió le dio una pastilla.

Dos juegos más tarde, con el estadounidense 4-3 arriba, el recuperador físico de Nadal, Rafael Maymó, le hizo llegar al español un líquido recuperador que iría bebiendo en diversos momentos del encuentro, además de devorar alguna banana.

Nadal australia2


Nadal, cuyo entorno aseguró a dpa que no llegó a vomitar durante el partido, dispuso de dos pelotas de quiebre de servicio en el inicio del quinto set, pero no las pudo aprovechar.

Ese set fue, coherente con el desarrollo del partido, nuevamente un drama. Nadal quería, pero no siempre podía, y Smyczek, tras cierto vértigo al verse cerca de la victoria de su vida, volvió a soltarse y a vapulear al español con escopetazos de derecha.

Así se llegó al momento de la definición. Con el estadounidense en ventaja de 5-4, Nadal desplegó su mejor tenis para ganar su servicio con autoridad, quebrar el del adversario y adelantarse 6-5.

Agotado, pero con la fiereza adornando, por primera vez en la noche, su mirada y su juego, Nadal sacó para llevarse por delante a Smyczek con una emotiva combinación de jerarquía y corazón.

Casi se va a casa muy antes de tiempo, pero Nadal sigue vivo en Australia y tiene una ventaja: el partido "malo" que todo jugador tiene en el camino a una final ya quedó atrás. No en vano, tras el último punto, se arrodilló y lloró como si acabara de ganar la final. 


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|02:01
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|02:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016