Cómo comportarse en un hotel de lujo

Van algunos tips para los que pisan con inseguridad el lobby de un hotel cinco estrellas. Qué hacer y que no.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

*Primer contacto. Llegaste, cruza la puerta y saluda al portero, un “hola” en el idioma local y una sonrisa son lo esperado. Ya estás dentro: ahora sos como todos los demás.

*Equipaje. Se ocupan de él. No tener que arrastrar la valija es parte de las ventajas del lujo, siempre sutil y leve.

*Su habitación, señor. Quizás alguien, muy amable, te muestre la habitación. Presta atención a sus explicaciones, por algo se toman el tiempo de explicar. Hace preguntas: te ahorrarás llamar a recepción para que te ayuden a encender la tele, a cerrar las cortinas en modo blackout o a bajar el aire acondicionado.

*La grifería. Tema controvertido. Es fácil ponerse nervioso. Dedica unos minutos (aún vestido o en toalla) a comprender el por qué de ese hermoso diseño. O el por qué no. Evitarás duchas de agua fría. O hirviendo.

*Tecnología. A mayor número de estrellas, más complicada. Quizás el panel de control de las luces de la habitación se parece al de toda tu casa. La única forma de saber cómo funciona es probando. El menú de la televisión es todo un tema. Pero cuando encuentres un canal en español el esfuerzo bien valió la pena.

*Complimentary. Todo lo que aparece bajo este nombre es gratis: café en tu propia Nespresso, agua, bombones, wifi (ojo en pocos hoteles es gratis), limpieza de zapatos, el periódico que dejan en la mañana, el plato de fruta. El resto lo cargarán a tu cuenta. Casi siempre la lista de precios está en el escritorio.

*Podes llamar a recepción tanto como quieras, pero abrí cajones antes de marcar. El adaptador del enchufe y el control remoto suelen estar allí.

*Los cartelitos de “Do not disturb” y “Make up my room” están para usarlos. Si no queres ser molestado o querés que te ordenen la habitación mejor lo cuelgas en la puerta. El personal del hotel no es vidente.

*Toiletries. Sí, podes llevarte los productos del baño. Pero hay un límite: si vas a estar diez días, no solo no necesitas tanto champú sino que vas a necesitar mucho espacio en tu valija.

Amenities


*Propinas. El tema más resbaloso. Hay que saber a cuánto está el cambio y la costumbre local. La cifra suele oscilar entre el 10% y el 15%. En Japón no se espera, pero en Estados Unidos sí.

*Cuanto más lujoso es un hotel más natural es su personal y más relajada su atmósfera. Más es más, sobre todo en sonrisas y discreción. Es un hotel y carísimo, relajate y disfrutalo.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó6/10
Opiniones (1)
2 de Diciembre de 2016|14:41
2
ERROR
2 de Diciembre de 2016|14:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Coincido en el comienzo de la nota. No hace falta impostar nada, si estàs ahì es por algo. Y es cierto,cuanto màs lujosos,màs relajados.
    1