Una stripper que sigue trabajando a los 80 años

Tempest Storm tiene 80 años y aún trabaja como stripper. "No, no estoy preparada para dejar mi espectáculo. Tengo muchos fans y ellos se disgustarían", asegura la octogenaria, ícono sexual de los años 50 en Estados Unidos.

Tempest Storm
, una nudista e ícono sexual de los años 50 y quien durante un año fue novia del cantante Elvis Presley, se exhibe aún para su público a los 80 años y no tiene intenciones de abandonar el escenario.

Después de medio siglo de espectáculos en Hollywood y cuatro matrimonios a cuestas, la reina del nudismo, quien hizo historia del "varieté" junto a colegas como Dixie Evans y Betty Page, no cambió sus costumbres: con la misma energía, se exhibe aún en Palm Spring de Miami y en Las Vegas, donde reside.

Tempest Storm regresó a las páginas de muchos medios estadounidenses que le dedican a la desnudista de 80 años amplios espacios en ocasión de una nueva exhibición.

Cuando aparece en público, Tempest Storm se enoja cuando le desconectan la música, porque "desnudarse lleva siete minutos", ni uno más ni uno menos.

No quiere abandonar el escenario, ni siquiera ahora que la piel dejó lugar a las arrugas y las piernas sufren los achaques de su edad.

"El espectáculo me salvó", recuerda conmovida. Cuando Annie Blanche Banks (su verdadero nombre) llegó a Hollywood a los 21 años, ya tenía dos matrimonios a cuesta y una historia de abusos sexuales que se remonta a su infancia, transcurrida en una granja de Georgia. Era el fin de la Segunda Guerra Mundial y en Hollywood Annie encontró trabajo como corista.

A su paso por el mundo de la varieté se encontró con el coreógrafo del Follies Theater, Lilian Hunt, quien la hizo famosa con el nombre artístico de "Tempest Storm".

Convertida en celebridad en Estados Unidos por sus senos (definida por la prensa como "el pecho más bello de Hollywood), Annie los aseguró por un millón de dólares.

Oficialmente, se retiró en 1997, pero aún hoy sigue haciendo espectáculos ocasionales y aún recibe peticiones para realizar entrevistas. En su apartamento de dos habitaciones de Las Vegas, el visitante se encuentra con fotos de un joven Elvis, su rockero favorito, y, según dice, ex amante.

Cuenta a la CNN que le conoció después de uno de sus espectáculos en Las Vegas y que se le presentó él mismo. La relación terminó un año después porque el manager de Elvis no aprobaba la relación del cantante con una 'stripper'. Sin embargo, ella no iba a dejar de ser lo que era. Al fin y al cabo, alcanzó la fama quitándose la ropa.

Su profesión le ha permitido conocer a pesos pesados de Hollywood como Frank Sinatra, Dean Martin, Mickey Rooney, Nat King Cole. A lo largo de su vida se ha casado cuatro veces y tiene una hija. No bebe, no fuma, come mucho y sigue la religión evangelista.

"Me siento bien conmigo misma. Y me divierto", asegura. "La paso bien sobre el escenario y al público le gusto. Nadie dijo que haya un momento para abandonar. ¿Por qué parar?"
Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 17:50
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 17:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho