Príncipe, medallista olímpico y bicampeón del Dakar

Nasser Al Attiyah consiguió su segundo Rally Dakar, pero antes representó a su país en los Juegos Olímpicos y obtuvo bronce en Londres 2012.

Nasser Salih Abdullah Al-Attiyah, tal como es su nombre completo, corrió su primer Dakar en 2004 y seis años después estuvo a punto a arrebatarle el título a Carlos Sainz pero se le escapó por 2 minutos y 12 segundos, hasta que en 2011 logró su primer campeonato con VW, al que hoy le sumó la corona de 2015 con MINI.

Primo hermano del actual Emir de Qatar, lo que le otorga el tratamiento de alteza, e hijo del ministro de Energía de su país, prefiere sin embargo ser llamado simplemente por su nombre y ser tratado como “uno más”.

Pasa largas horas en el vivac, con los mecánicos y es habitual verlo en el comedor de cada campamento.

Al-Attiyah , quien empezó a manejar a los 12 años, entró en el mundo de la competición en 1989, con apenas 19 años, y lo hizo en las carrera de rally de su país.

“Mi primera carrera fue como navegante pero en la segunda hice como piloto y no me fue nada mal y decidí probar”, recordó después este hombre aguerrido y a lavez sumamente cordial.

En 1990 ganó el campeonato qatarí, resultado que repetiría, año tras año, durante cuatro temporadas más.

Pero en 1995 dejó de correr para dedicarse a competir en su hobby preferido, el tiro al plato, especialidad que lo llevó a los Juegos Olímpicos, aunque en 2003 volvería a compartirlos con su verdadera profesión, las carrera de autos.

Al Attiyah participó en total en cuatro Juegos Olímpicos y en Londres 2012 logró al final la medalla de bronce, la tercera de Qatar en toda la historia de los JJ.OO. -todas de bronce- y la primera en la especialidad de tiro.

Fue muy significativo para él, tanto como ganar un campeonato de rally: "He esperado este momento durante los últimos 20 años. He hecho muchas cosas, pero no tenía una medalla olímpica. Es, sin duda, un nuevo comienzo para mí", dijo aquel día.

Nasser Al Attiyah Londres 2012

Anders Golding (Plata), Vincent Hancock (Oro) y Nasser Al-Attiyah (Bronce) en los Juegos Olímpicos Londres 2012.

Al Attiyah ganó en 2003 el primer rally de Oriente Medio, que se celebró en Qatar, y repitió la victoria en 2005, 2006, 2007 y 2009.

En 2004, debutó primero en el Mundial de Rally en Suecia, en el que ganó la categoria de vehículos de producción con un Subaru Impreza WRX, pero antes corrió su primer Dakar, con un Mitsubishi Montero, y en su debut terminó décimo.

El rally más difícil del mundo lo dejó afuera en 2005, 2006 y 2009; pero, en 2007, con BMW, logró el sexto puesto en la general.

Al final, en Sudamérica, el 15 de enero de 2011, el qatarí ganó su primer Dakar al volante de una VW Touareg imponiéndose a sus compañeros el sudafricano Giniel de Villiers y al español Carlos Sainz.

Ahora, el qatarí llegaba a este nuevo Dakar para “ganarlo” luego de las frustradas ediciones de 2012 con una Hummer del equipo de Robby Gordon y de 2013 con un buggy, y un tercer lugar el año pasado por primera vez con un MINI.

Al Attiyah largó sabiendo también que en esta séptima edición sudamericana del rally tenía todo para ganar y, coherente, se mantuvo como líder desde el segundo día de carrera para terminar ganando cosechando cinco etapas.

El lema de cabecera de Al Attiyah es que “no hay sueños imposibles sino que sólo hay que ir tras ellos” y fue lo que hizo en el Dakar 2015.


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (3)
4 de Diciembre de 2016|09:28
4
ERROR
4 de Diciembre de 2016|09:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No,viejo el Dakar no se corre en Africa,por la inseguridad.Informate.
    3
  2. Marcelo, que alguen me corrija, pero el "paris Dakar" se suspendio y se empezo a realizar en America, si mal no recuerdo, porque en esos años, en Francia, habian muchas amenazas e atentados, por lo cual, para preservar la integridad de los corredores, se cambio de lugar ( algo asi era, pero MUY alejado a lo que alegas de los animales, lo que no quita que se asusten ni demas, pero tu comentario es muy errado)
    2
  3. Tengo entendido que en África suspendieron los Dakar para tranquilidad de los animales salvajes, aquí parece poseemos fauna a la que vehículos no molestan. Quienes siguieron la competición por TV pudieron observar como en tramos del norte los guanacos huían desesperados. Es probable que los ingresos de dólares por turismo exterior hayan justificado el sacrificio.
    1