Alejandro Yacopini: "Mendoza tiene muy buena madera"

El piloto de Toyota destacó la actuación de los mendocinos en la edición que se fue. "Con el tiempo se valorará más todo esto", aseguró.

 Alejandro Yacopini compitió en este Dakar, junto a Daniel Merlo, en una Toyota Hilux SW4. La dupla mendocina participó en la categoría T2, integrada por vehículos de serie sin modificaciones.

El objetivo a la hora de largar fue quedar en el podio de T2, y lo consiguieron al completar toda la travesía en 78h24m31s.

En diálogo con MDZ, Alejandro Yacopini contó que fue "un Dakar muy duro, largo. Técnicamente y físicamente muy desgastante. Pero lo importante es que hace siete años empezamos a trazar un objetivo, ser uno de los tres en la categoría T2 y hoy, después de siete años de mucho trabajo en equipo, podemos estar entre los tres mejores pilotos de la categoría T2 en el Dakar".

Se cumplió todo, ¿se puede pedir más?

Obviamente es un orgullo y lo tomamos con la tranquilidad y con la gratificación que eso significa, sin creérsela. Sabemos que hoy termina la cosa, cada uno vuelve a su actividad habitual y esto es una anécdota más para todos los que nos rodean, principalmente la familia y nuestros amigos que, como siempre digo, para ellos somos los verdaderos campeones por el sólo hecho de tratar de terminar un Dakar.

Además lo consiguieron con la única camioneta fabricada en Argentina

La camioneta es argentina, los técnicos son argentinos, piloto y copiloto somos argentinos. No sé cuántas veces habrá llegado un piloto argentino a estar entre los tres en alguna categoría, pero además de todo eso, cuando uno analiza la cantidad de autos que han llegado y el nivel de autos que hay es el doble de gratificante por lo que cuesta con un vehículo standard hacer este tipo de carrera.

Y de los seis argentinos que llegaron, tres son mendocinos

Es un orgullo también, Mendoza tiene muy buena madera para este tipo de competencia. Yo creo que con el tiempo se van a empezar a valorar todas estas cosas que uno va logrando y veremos qué nos depara el futuro.

Hoy estamos muy cansados, recién paré a buscar una farmacia, vi una ambulancia y le pedí que me pusieran un 'Decadron' porque estoy con una infección en el oído, tremendo todo. Nos ha costado todo pero es así, todo lo que cuesta se valora mucho más así que estoy feliz de estar acá disfrutando con la familia, con los hijos y con los amigos.

¿Qué fue lo más duro que viviste en estos 15 días?

El segundo día se nos cruzó por la cabeza que estábamos afuera de la carrera porque eran las 11 de la noche y no teníamos cubierta, llevábamos 6 horas esperando a ver si nos daban cubiertas, nos dieron dos y volvimos a romper. Llegamos a las 5 de la mañana y largamos a las 7 sin dormir, pero contentos de poder seguir en carrera.

Después se empezaron a acomodar las cosas, pero entiendo que la etapa 2 y la etapa Iquique-Calama fueron muy duras. Una enseñanza más en esta escuela del Dakar que sirve más que nada para el desenvolvimiento de uno en la vida.

Se terminó, es un día de festejo, ¿para ustedes es doble?

Claro, este es un grupo de amigos, mi familia, la familia Merlo que son grandes personas. Así que seguramente esta noche iremos a festejar. Vamos a subir al podio todos juntos, es una alegría enorme.

Y durante el año vamos a ver lo que se puede hacer para estar el año que viene.


¿Qué sentís?
69%Satisfacción8%Esperanza23%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|05:41
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|05:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"