Poemas de verano: Eugenia Segura

En la playa, bajo la sombra de un árbol, al amparo de un aire acondicionado... Nunca viene mal un buen poema...

 la resistencia

esto era todo llano

hasta allá

viera usted qué lisito el potrero

ya no vienen ni las mariposas

de lo perforadas que les quedan las alas

y esto es así:

todo calado por la neblina

de bien temprano a la mañana

yo soy nacido aquí, soy criado aquí

yo sabía tener de todo: mi casa,

mi huerta y mis animalitos

qué v’hacer, si ni los perros

-que no son ningunos tontos-

quieren tomar del agua esa.

yo soy nacido aquí

y soy criado aquí

qué me voy a ir

¿me entiende?

(de herencia china, Ñasaindy cartonera, 2010, Kiltra cartonera 2012, el andamio ed. 2013)


Heidi- girl

si Heidegger hubiera sido niña

lo entendería mejor

lo llamaría ¡Heidi-girl!

desde algún claro del bosque

-es literal-

y sabría exactamente cómo

hacerlo reír

entre las piedras del Ande y sus pesados

zuecos de madera

se deslizan los subtítulos, como cabras exactas

trepan cualquier superficie

hay una prenda la que pise

los guiones pierde el ser

ahí cae en el surco o queda errante

entre dos dimensiones

sujeta a traducción, interpretable

pierde su turno en malentendidos

ontológicos pierde

su tiempo en largas

explicaciones a pie de página

si Heidegger hubiera sido amiga mía

como dos o más borrachas

en el baño de un bar le contaría

todo

sin editar las palabras

(de el detector de princesas, inédito)

Por Eugenia Segura

Opiniones (1)
8 de Diciembre de 2016|11:45
2
ERROR
8 de Diciembre de 2016|11:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Un poema es un viaje.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic