Cuentos de verano: Roque Grillo

En la playa, bajo la sombra de un árbol, al amparo de un aire acondicionado... Nunca viene mal un buen cuento...

Final del libro

Una lágrima escapó de la órbita vacía. Cerró el libro. Al fin descansaría… El ataúd dejó de moverse.


La mano del muerto

El disparo los ensordeció. Wild Bill cayó sin soltar sus cartas: pares de ases y ochos. Cuando lograron sacarlas de sus engarfiados dedos, el del medio se enderezó súbitamente. Es que el reloj que apostara no funcionaba…


Sed

El agua se había terminado tres días antes. La piscina estaba seca. No había nubes y un viento caliente soplaba con insistencia. Con sus últimas fuerzas llamó al servicio de habitación. Nadie atendió.

Por Roque Grillo

Opiniones (0)
27 de Febrero de 2017|03:57
1
ERROR
27 de Febrero de 2017|03:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una visita al Observatorio Europeo del Sur
    23 de Febrero de 2017
    Una visita al Observatorio Europeo del Sur
    Retromobile
    21 de Febrero de 2017
    Retromobile