Deportes

Un enganche uruguayo es la obsesión de Gallardo

River inició conversación por un enganche que viene de ser figura. Enterate de quién se trata.

River ya está en 'marcha'. Luego del exitoso 2014 y de cara al exigente 2015 que tendrá (con siete títulos en disputa), el plantel que comanda Marcelo Gallardo se encuentra en Punta del Este, donde llegó ayer bien temprano para realizar la parte más exigente de la pretemporada.

Y allí, el único 'nuevo' es Pablo Aimar, quien luego de 14 años, retornó al club que le dio la chance de debutar en Primera División. ¿Refuerzo? Por ahora, y según las propias palabras del futbolista, la idea es realizar, junto al plantel, la pretemporada y seguir recuperándose de la lesión en su talón derecho. "Hablamos con Gallardo de no apurarnos y de hacer todo con calma", dijo el cordobés, quien no juega oficialmente desde abril de 2014.

Aimar

Aimar en la práctica.

En este contexto, los dirigentes continúan con las charlas para las incorporaciones solicitadas por el entrenador. Uno de los nombres es el del uruguayo Tabaré Viudez, quien es conocido por el "Muñeco" por su paso por Nacional de Montevideo. El delantero quiere jugar en River, motivo por el cual tramita personalmente la rescisión de su contrato con el Kasimpasa de Turquía, donde tiene un vínculo hasta junio de este año.

Ya con este nombre 'instalado' desde hace varios días y mientras está latente la chance de sumar un lateral (¿Rafael Delgado?), ahora apareció otro jugador conocido por Gallardo desde su paso por el fútbol "charrúa". Se trata del uruguayo Camilo Mayada, un enganche que se destaca en Danubio y que aparece como alternativa por si no prospera lo de Nicolás Bertolo y Rubén Botta.

¿Quién es este futbolista, hasta el momento un 'ignoto' para en Argentina? Juega de enlace en Danubio desde 2009 (fue campeón el año pasado), tiene 23 años y también se puso la camiseta de la Selección uruguaya en el juvenil y Tabarez lo hizo debutar en la mayor.

Mayada se destacó en el último año y es recordado como el 'héroe' de las finales del torneo de su país. ¿Por qué? Danubio jugó contra Wanderers y su equipo perdía 2-1; sin embargo, en el minuto 118, convirtió el empate con una preciosa 'tijera'. Esto llevó a los equipos a definir la final por penales, donde el 'apuntado' por River marcó el suyo. Luego, Danubio festejó el campeonato.

¿Qué sentís?
77%Satisfacción7%Esperanza0%Bronca0%Tristeza8%Incertidumbre8%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|09:26
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|09:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes