¿Sabés cuál es el tesoro escondido de Neuquén?

Si aún no decidiste tus vacaciones y no te atraen las playas populosas y los destinos obvios. No te podes perder esta nota.

El Parque Provincial Copahue hace millones de años era el cráter de un gigantesco volcán. La pequeña villa de Caviahue, fundada hace dos décadas, posee pequeñas casas, el lago Caviahue de un lado, el volcán Copahue, ahora siempre humeante, del otro lado y las araucarias, eternamente verdes, que pintan el paisaje de montaña con un toque minimalista.

Antes de llegar a la villa pasamos por el Valle de Hualcupén, donde vemos formaciones rocosas que se extienden por más de 4 km. Estas ensortijadas formaciones beige de ceniza solidificada alcanzan alturas de hasta 70 metros.

Sobre la avenida Quimey-Co, que bordea una parte del lago, se ubican los hoteles más grandes, mientras que el resto de las hosterías, hostels y hoteles más pequeños están dispersos por el resto de la villa. En mi primera visita recuerdo haberme alojado en el hotel de turismo de la provincia, hoy la oferta es más amplia y podemos elegir entre varias opciones.

El lago verdoso y calmo refleja todo como un gran espejo. Si tenes la suerte de que te toque luna llena la foto será perfecta. Diferente a otros destinos de la Patagonia seguro su paisaje te va a sorprender.

Caviahue

La pequeña villa en verano.

Qué hacer?

La mayoría de sus paseos tienen que ver con la naturaleza, los tres primeros que sugerimos se pueden hacer en auto.

Circuito de las Siete Cascadas: si nos alejamos unos pocos kilómetros de la villa, cruzando el puente del río Agrio e internándonos en tierras de la comunidad mapuche llegamos a los cuatro miradores de las Siete Cascadas, que no son siete sino más de 20. Las más importantes son las cascadas del Basalto, de la Cabellera de la Virgen, de la Culebra y del Gigante. La Cascada Escondida, cercana al centro de ski, también vale la pena pues es un hilo de agua que cae desde 15 metros y se escabulle entre las rocas.

Salto del Agrio: es necesario salir de Caviahue con dirección a Copahue por la ruta provincial 27, y en la bifurcación hacia el valle de Trolote, tomar el camino de ripio. El río Agrio corre casi paralelo al camino, sobre un cauce de rocas amarillas teñidas por el óxido de hierro del agua. Luego llegamos al Salto del Agrio; un caudal de agua sulfurosa que cae de 80 metros sobre una olla formada hace cuatro millones de años, debido a una explosión volcánica. Este salto llama la atención porque se produce en la misma planicie del valle. Allí hay tres miradores.

Salto del Agrio

El hermoso Salto del Agrio.

Termas de Copahue: saliendo de Caviahue, por la ruta 26, a menos de 15 minutos de auto está la villa termal Copahue que en lengua mapuche significa “lugar de azufre”. Este centro termal funciona únicamente en verano (de diciembre a abril), ya que de mayo a noviembre, la calle principal (donde está el centro de hidroterapia) está cubierta de nieve. El centro termal posee fangos, algas y vapores que se extraen de los manantiales y lagunas termales de la zona. Antes de llegar pasamos por Las Máquinas y Las Maquinitas, hoyas termales naturales que no son explotadas comercialmente. A Las Maquinitas está permitido acceder de manera gratuita y utilizar los pequeños ojos de agua y de fango. El lugar cuenta con baños y vestuarios. En los alrededores, fumarolas y pequeñas vertientes de agua hirviendo brotan de entre las piedras. El centro termal cuenta con cuatro lagunas principales –Sulfurosa, Verde, de las Algas y del Chancho– y varias más pequeñas. La infraestructura está diseñada para brindar 2.500 baños por día y distintos programas terapéuticos, desde los de belleza y antiestrés, hasta los que se ocupan de diferentes problemas osteoarticulares, dermatológicos y respiratorios, entre muchos otros.

Termas de Copahue

Las Termas de Copahue, visita obligada en verano.

Ascenso al volcán: esta excursión se hace con guía y comienza muy temprano, para poder llegar al mediodía al cráter del volcán (de 2.953 metros de altura). Ida y vuelta, son unas cinco horas de caminata, avanzando por la ladera en paralelo a la vertiente humeante y sulfurosa del río Agrio, que nace entre las piedras. En invierno, el ascenso se hace a bordo de vehículos preparados para la nieve. En la cumbre sorprende la laguna de agua verde lechosa dentro del cráter, salpicada de manchones amarillos de azufre, también aparece la lengua del glaciar, que cae por la boca misma del cráter de 25 kilómetros de diámetro. La vista desde la cima es gloriosa. Se ve el cerro Domuyo (4.800 metros), el más alto de la Patagonia; el cerro Negro; el volcán Tromen y el cerro Peineta, del lado chileno.

Tips

*En Caviahue los servicios son limitados. Te conviene hacer una parada en Loncopué, 52 km antes, para cargar nafta o ir al banco.

*No hay una gran oferta gastronómica. La mayor parte de los restaurantes están dentro de los hoteles. La parrilla de Nito es el restaurant recomendado para comer chivo.

*Si vas a ir a las termas de Copahue lleva ropa que no te importe que se arruine, el olor a azufre no se lo sacas nunca más.

*La mejor época para ir es en verano y en invierno por su centro de esquí.

*Más de 4 días me parece mucho.

*Si te vas a alojar en apart hotel o cabañas te conviene proveerte de mercadería antes. En Caviahue hay pequeñas despensas y sólo dos farmacias.

*No te olvides de llevar pantalla solar, ropa y calzado cómodo para hacer caminatas. 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
26 de Septiembre de 2016|12:34
1
ERROR
26 de Septiembre de 2016|12:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"