Ex juez federal mendocino vuelve a la cárcel por no asisitir victimas de la dictadura

Pereyra González, quien llegó a ser camarista federal, era secretario de un juzgado de San Luis cuando presenció los últimos minutos de vida de la militante peronista Graciela Fiochetti, en la comisaría de la capital provincial, a mediados de septiembre de 1976.

 La Cámara Federal de Casación Penal ordenó que vuelva a prisión el ex juez federal mendocino Carlos Martín Pereyra González, quien en 1976 ignoró a una joven que había sido torturada y apareció muerta poco después, al anular un fallo que había revocado su preventiva.

Pereyra González, quien llegó a ser camarista federal, era secretario de un juzgado de San Luis cuando presenció los últimos minutos de vida de la militante peronista Graciela Fiochetti, en la comisaría de la capital provincial, a mediados de septiembre de 1976.

La joven de 19 años tenía el rostro desfigurado por los golpes y días después, su cuerpo apareció quemado y con las manos amputadas en las salinas de Bebedero, a pocos kilómetros.

Pereyra González ascendió en su carrera judicial hasta camarista federal de Mendoza y en 2009, un testigo lo involucró en el caso de Fiochetti y el juez renunció a su cargo.

Tras ello, estuvo prófugo y cuando se entregó a la Justicia, quedó unos meses con prisión preventiva y a mediados de 2011, un fallo de primera instancia se la revocó.

Hace unos días, los camaristas de la Sala II de Casación, Ángela Ledesma, Pedro David y Alejandro Slokar anularon aquel fallo a su favor y ordenaron que vuelva a prisión.

En el fallo, los camaristas señalaron que "el plan sistemático de represión contó con un aporte jurisdiccional que garantizó no solo la impunidad de los ejecutores del plan (al no perseguir penalmente a sus autores y partícipes), sino también su clandestinidad pues el silencio cómplice del Poder Judicial impidió que la población civil tomara conocimiento de los secuestros, las torturas y las desapariciones que ocurrían en el país".

De los tres camaristas, Ledesma votó en disidencia pero no por estar en contra de la decisión de sus pares, sino porque estimó que en este tipo de causas no debería intervenir esa Cámara.

TELAM

Opiniones (3)
21 de agosto de 2017 | 14:04
4
ERROR
21 de agosto de 2017 | 14:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. no entiendo por qué hace unos años, Gonzales Macias, juez contra los supuestos jueces represores, hace unos añitos, era muy muy amigo del Tilo y de los otros a los que hoy tiene en el banquito ???? Ah!!!! ya no son mas amigos, claro......ademas, hubo una época en que el Tilo era su jefe....y todo estaba bien.....entre ellos....
    3
  2. Siendo secretario en 1976... Me quieren decir que un secretario un fiscal o un juez del interior podian hacer algo? La persecucion politica se les nota mucho a los negociantes de DDHH ANTES EXPLIQUEN PORQUE ZAFFARONI NO HA SIDO DENUNCIADO POR LOS 84 HABEAS CORPUS RECHAZADOS Y PORQUE SI SIENDO JUEZ SE ENTERO EN EUROPA Y NO HIZO NADA SEGUN SUS PROPIAS DECLARACIONES DESPUES HABLEN DE LOS DEMAS
    2
  3. una pinturita este pereyra gonzalez...creo que de cara al futuro, los errores cometidos deben ser reparados y que la corten con que ya no hay que "seguir revolviendo el pasado"...hay cosas que no necesitan ser desenterradas, porque nunca dejaron de estar "AHI" y es hora de que alguien LAS MIRE, SE HAGA CARGO Y ENTONCES SI, FINALMENTE, LES DE UN FINAL CON PLENA JUSTICIA....COMO DEBE SER!!
    1
En Imágenes