Poemas de verano: Bernarda Parral

En la playa, bajo la sombra de un árbol, al amparo de un aire acondicionado... Nunca viene mal un buen poema...

 Metáforas

El día que murió mi Abuelo

no había corriente en el aire.

Las lágrimas cayeron puestas por Polifemo

purgando agua por sus tres ojos

ligando paredes

cemento y concreto

en conjunto

sin subordinar ningún elemento

y

ayudaron así a construir la Acrópolis.

Sé que se armó una ronda

que caí de rodillas

mirando para arriba

balbuceándole al cielo

queriendo hilvanar

de esa pesadilla idiota

encontrar a alguien

volando sobre una nube.

El cielo devolvió

el grito del lobo

que pierde su hombría.

Un Ulises sin retorno

Penélopes sin máquinas de tejer.

344 luciérnagas

apiladas

cepilladas

ocuparon sitio en la ronda

En ese instánte

tan paupérrimo de vacío:

Los versos se clavaron en los árboles

Los versos sellaron sus palabras en los árboles

Los versos robaron la clorofila de los versos a los árboles

Los versos viven en los árboles.


La canalla

                    I

Pensó en el desván

la muy canalla

en que si no lloviera

seguiría durmiendo

bajo el curso del agua.

Dejar flotar el cuerpo

como un reptil

que aparece sobre los camalotes

que barrenan por el rio.

Se preguntó

si alguna vez había visto un eclipse

como una situación extraordinaria.

Torcer la visión hacia el espacio

de octaedros en diagonal.

Pensó en las tuberías de la casa vieja

por dónde corrió

su primera sangre menstrual

las anginas pultáceas

los cadáveres rotos/

todo lo que tocó/ a su suerte /

se rompió.

En las pesadillas continuas

que formaron la lírica

del grito del horror.


                   II

Pensó

en el hambre de los huesos

la carne salada de vos-yo

En la estúpida trágica tragedia del vos

                Yo

        que no estoy.

En el querer que quiere queriendo quiso

y lo que no quiso

fue sin querer.


                   III

Las ramas laterales construyen esta calle

Van levantando las veredas

los estancos

las paredes de moho y carbón.


                   IV

Afuera la luna come

Dejó de llover

Charco de agua

Granos de barro

Canalla

Come

Luna

Mastica

El desván.

Por Bernarda Parral

En Imágenes