El lugar mendocino del año: una suma de detalles asombrosos

Si querés información de The Vines of Mendoza, metete a su página de internet. Aquí lo que te proponemos es el relato de una vivencia: cómo es alojarse y disfrutar del Resort que fue revelación absoluta de Mendoza para el mundo en el 2014. ¡Conocelo!

Hace rato que Vista Flores, en Tunuyán, se volvió el “pueblito top” de Mendoza. Bodegas, restaurantes, empresas de turismo que ofrecen variadas experiencias de aventura y tastings, tours de compras de productos regionales y delicatesen mendocinas, y hoteles y posadas de todos los estilos son algunos de los motivos por los cuales esta zona se ha erigido como “el punto de moda” para ir a “turistear y bodeguear”.

Muy cerca de la zona esta The Vines of Mendoza, que en principio, es difícil de definir porque es muchas cosas. Y por eso puede disfrutarse de muchas maneras.

Se trata del nuevo espacio revelación del 2014: arrasó en los premios de la Asociación de Ejecutivos de Mendoza, ganó el oro regional en Arquitectura relacionada con el Vino de los premios Best Of… tan solo por nombrar algunos de los galardones locales, nacionales e internacionales con los que ha sido destacado.

Es, definitivamente, un Resort & Spa que se las trae. Aquí no vamos a hablar de la posibilidad de transformarse en propietario de una parcela, tener el propio viñedo, etc… sino de una experiencia de disfrute en un lugar súper mendocino, pero al mismo tiempo, que parece ajeno a Mendoza.

¿Qué significa esa paradoja que enunciamos más arriba? Que tanto los mendocinos como los turistas que vayan a The Vines reconocerán a su alrededor el paisaje maravilloso de nuestra provincia y disfrutarán de muchas costumbres locales: podrán relajarse tomando un mate, podrán probar vinos mendocinos maravillosos, degustar platos regionales, dormir siestas mendocinísimas al reparo de una buena sombra, impactarse con los Andes siempre indescriptiblemente bellos –porque realmente, ninguna palabra les hace justicia para plasmar por escrito la sensación de inundación de belleza que a uno le producen al estar frente a ellos- y más.

the vines of mendoza 6

La cocina de una de las Villas.

Pero al mismo tiempo, disfrutar de una tranquila y lujosa Villa en la base de esa imponente Cordillera de los Andes: una perfecta combinación de rústica elegancia y moderno confort, nunca antes vista en la provincia.

Se cuenta en el lugar con 22 Villas inmersas en luz natural y construidas con madera y piedra, cuyos colores han sido inspirados en la naturaleza del Valle de Uco, Mendoza.

Un lugar para refugiarse, despejarse y relajarse. Un lugar en el que el huésped es como un viejo amigo y mediante un trato especial le aseguran que vivirá la mejor experiencia de nuestra región.

¿Y si no me da el presupuesto para alojarme?

Bueno, pues siempre se puede ir a pasar el día: el internacionalmente aclamado chef Francis Mallmann pusó allí su restó “Siete Fuegos”, en el que creó inspiradores platos regionales entre los que destaca la mundialmente conocida carne de Argentina. Todos los platos están acompañados con la riqueza natural de los ingredientes locales de estación, provenientes de los jardines propios y de la tierra circundante, que se combinan naturalmente con excepcionales vinos argentinos. No mentimos cuando decimos que allí hay magia culinaria.

Siete Fuegos es la perfecta colección de técnicas de cocina a fuego abierto de Francis Mallmann, quién encontró su inspiración en los gauchos argentinos y en sus viajes por Europa; y se inspiró en cientos de años de historia para refinar sus técnicas. Podés saborear especialidades como un ojo de bife cocido a la parrilla por nueve horas a fuego lento, salmón al infiernillo en costra de sal, frutas de estación a la parrilla y aún más, acompañadas por premiados vinos boutique; ya sea en el espacio interior del restaurante o bien al aire libre, o disfrutar de un asiento en primera fila en la cocina abierta para ver a “los artesanos del fuego” transformar con pasión alimentos argentinos en deliciosos platos.

¿El tip? Probar por lo menos una copa de “Recuerdo”, la línea de vinos de The Vines.

La cava del lugar es asombrosa -hay que visitarla, tiene cientos de etiquetas de vinos de toda la Argentina- y el bar ofrece cócteles diseñados, cerveza artesanal y por supuesto, el siempre adorado fernet con coca que los extranjeros prueban como una rareza.

Así lo vivimos

A continuación, las impresiones segmentadas de ambos –Mauricio Llaver y Federico Croce- en cuanto al disfrute del lugar. Vale aclarar que fuimos en diferentes estaciones del año, para justamente poder luego compartir impresiones y analizar la uniformidad del servicio: desde ya podemos adelantar que es 100% óptima siempre.

the vines of mendoza 8

La selfie, recién levantado. El paisaje, detrás.

Lo que más me impactó:

Mauricio: “La experiencia completa, desde el momento de la llegada hasta la salida. La desconexión con el mundo real es instantánea, desde el momento en que se sale de la ruta y se toma el camino hasta el resort”.

Federico: “Si tengo que nombrar algo, más allá de la obviedad del imponente paisaje y la excelencia en cuanto a arquitectura y diseño, destaco el servicio. Estoy absolutamente seguro que se encuentra entre los dos o tres lugares en los que mejor atención hay en nuestra provincia, y me atrevería a decir, en la Argentina. La preparación y el profesionalismo del staff es para aplaudir de pie: me sentí un rey durante toda la experiencia. Los/as gauchos/as son chicos apasionados y extrovertidos que al mismo tiempo se comportan como conserjes, expertos guías de turismo, entretenidos narradores, con un profundo conocimiento de Mendoza, su medio ambiente y su cultura”.

Lo distintivo:

Federico: “La combinación de lujo, atención personalizada y first class, con la sencillez de un hogar. Uno puede optar ser atendido como un rey –cada huésped tiene un ‘gaucho’ asignado, un/a joven perfectamente entrenado y que habla por lo menos portugués e inglés además del castellano, que será una suerte de mayordomo/a y atenderá todas las necesidades lógicas- y hasta ser trasladado en un simpático carro eléctrico de su Villa al restó, el spa o las salas de degustación… pero también puede optar por la privacidad y la posibilidad de cocinar sus propias comidas –la Villa está equipada de la mejor manera para ello-, disfrutar de un desayuno campestre llevado a la puerta en una preciosa canasta o vivir su estadía como si estuviera en una casa propia –pero ¡soñada!-”.

Recomendación:

Mauricio: “Llegar con tiempo para disfrutar con calma del check in, acomodarse en las villas y ya estar en clima para la hora del atardecer. El atardecer hace toda la diferencia, con la montaña ahí, a la mano”.

Federico: “El propósito personal de desconectarse es fundamental. Chau celular, chau iPad, chau computadora. Cada momento está pensado para producir relax y sólo falta la disposición de cada uno”.

the vines of mendoza 9


Detalles:

Mauricio: “El nivel de detalles es absolutamente excepcional. Hay enchufes de todos los tipos, para olvidarse de los adaptadores y pensando en turistas de muchas nacionalidades; hay tres tipos de televisión (DirecTV, Apple TV y Netflix); el wifi es muy rápido, por si uno no se puede desenchufar del todo; hay bañeras (y jacuzzis en algunas habitaciones) y duchas, tanto en el interior como en los balcones (todo está pensado para ir en pareja); no sólo hay máquinas de Nespresso sino hasta climatizadoras de vinos; y hasta buenos libros en los anaqueles”.

Federico: "Tip súper sexy a propósito de lo que aporta Mauricio en el párrafo anterior: la posibilidad de tomar baños de espuma -solo o en pareja- en el deck de las Villas, o duchas desnudos a la luz de la luna, a la intemperie, sin el temor de que alguien vea la escena".  

Deportes y actividades:

Mauricio: “Yo no usé el gimnasio, pero sólo visitarlo es un placer. Está construido en alto, como flotando sobre los viñedos, con ventanales en los cuatro costados; las máquinas para “hacer fierros” son de última generación”.

the vines of mendoza


Federico: “Tampoco lo usé. ¡Preferí hacer una degustación de vinos en la bodega! Y fue excepcional”.

Gastronomía:

the vines of mendoza 7


Mauricio: “Está mencionado más arriba pero vale la pena repetirlo porque es un diferencial absoluto en su totalidad. Siete Fuegos tiene los sabores profundos de Francis Mallmann, combinados con la posibilidad de ver y experimentar cómo se hacen los platos. Se le suma una carta de vinos de enorme amplitud, manejada por sommeliers de primera categoría como Martín Krawczyc y Mariana Onofri, que incluye la inteligente opción de acceder a grandes vinos por copas. Como detalle final, los desayunos en las villas se dejan en canastos de picnic en la puerta de la habitación a la hora en que se desee, con una variedad notable de productos frescos y recién horneados; como para arrancar el día sin ningún estrés, en la propia habitación, con la vista de la cordillera”.

the vines of mendoza 1


Spa:

Federico: “Cuando me alojo en un resort u hotel cinco estrellas no puedo dejar de pasar por el Spa. Es mi debilidad. Y no me defraudó: todos los tratamientos se adaptan a cualquier preferencia, y están diseñados para sumergir totalmente los sentidos. Tiene habitaciones de tratamiento interiores y exteriores, baños de lujo, un jacuzzi al aire libre cubierto y un jardín privado con una fuente de agua inspirado en los ríos cercanos. Aromas y aceites especialmente seleccionados complementan sus tratamientos y añaden un elemento distintivo inspirado en los ricos entornos naturales del Valle de Uco”. 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (3)
30 de Septiembre de 2016|18:37
4
ERROR
30 de Septiembre de 2016|18:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Como corolario de la nota deberían haber hecho un sorteo de al menos un almuerzo para dos, o una noche de estadía....hubiera estado bueno.....
    3
  2. Me gustaría saber de precios, de cuanto necesitas para un almuerzo para dos, y si existe alguna diferencia de precios para mendocinos.
    2
  3. hay una vida mejor...
    1