Gordon se dio una vueltita en el Gordini

El estadounidense paseó por las calles de Buenos Aires y la revolucionó con el #308 naranja. Robby será una de las atracciones que tendrá el Rally.

Robby Gordon se prepara para otro Dakar. En su estilo, llamando la atención. El piloto estadounidense, conocido por su paso en los 90′ por la IndyCar y en los 2000 en NASCAR, va por su novena participación en el rally cross country más famoso del mundo. Y la pregunta es la misma que todos los años, ¿Podrá ganarlo esta vez? Estuvo “cerca” en 2012 con la Hummer, cuando fue descalificado luego de haber logrado varias victorias de etapa y ponerse a tiro de alcanzar aStephane Peterhansel y su MINI. Pero no pudo ser. En todo caso, se había volcado dos veces tratando de alcanzar a “Mr. Dakar”.

Después de un 2013 en el que por ir muy acelerado falló el piloto en dos ocasiones dejándolo incluso fuera del Top 10, Gordon decidió cambiar la plataforma de su auto al HST Gordini o simplemente Gordini, un auto basado en la Stadium Super Truck que ha revitalizado a Gordon en Estados Unidos acompañando a la IndyCar y con eventos propios en estadios y arenas.

Gordon


El estar basado en un Stadium Super Truck (SST) tiene un sentido. El SST es una evolución de una camioneta Baja, para hacerla más manejable en saltos y en bajas velocidades. Esto lo hace bueno en tramos trabados y rotos, que son característica del Dakar en Argentina.

También tiene características que facilitan instalarle un motor que entregue mayor torque y aceleración. Esto lo hace, con algunos cambios, un vehículo ideal para las dunas. Mezcla eso con un auto que cumple con la normativa FIA para autos de cross country (que además de un punto de comparación, le aseguran evitar ser descalificado, al menos) y tienes un auto listo para pelear por la victoria en el Dakar. En teoría.

En teoría porque Gordon llegó muy contento con su Gordini en 2014 y para ser honestos, dio puro jugo, bien naranja como su auto. Su mejor resultado fue un sexto lugar, pero en realidad lo normal fue verlo fuera del Top 30, incluso en varias etapas fuera de los Top 50. Mal. Hasta que llegó el abandono en la etapa 12 del Dakar, por problemas con la bomba de combustible.

Gordon2


Pero el automovilismo da revanchas. Y Gordon tiene confianza en que su auto, desarrollado íntegramente en su base en Carolina del Norte, Estados Unidos, puede pelear por victorias de etapa y triunfo general en el Dakar. Así es que le dará una segunda oportunidad, con un año completo de pruebas en diferentes locaciones de Estados Unidos y mejoras en los sistemas que fallaron en el Dakar 2014. Se viene el Gordini 2.0. 

Y ya que el auto se fue por un camino distinto que sus rivales europeos, Gordon se encontró con el Gordini en Argentina antes de la largada protocolar del sábado en la Casa Rosada, y ya se está paseando por calles y carreteras trasandinas haciendo locuras. Hay optimismo y ganas de parte del temperamental showman gringo.

Fuente: Racing5.cl