Así se inventó al gaucho judío

La investigadora Judith Freidenberg publicó una investigación realizada en Villa Clara. La construcción de una nación desde la multiplicidad.

La invención del gaucho judío

Judith Freidenberg viaja con su madre a Villa Clara, donde los padres de esta se habían criado, a principios del siglo XX. Este fue el punto de partida para que Freidenberg realizara una investigación antropológica que dio como resultado La invención del gaucho judío, Villa Clara y la construcción de la identidad argentina (Prometeo), un libro que profundiza en cómo la inmigración en Entre Ríos dio como resultado la construcción de toda una sociedad.

A partir de la convivencia de las costumbres que los extranjeros traían consigo y las formas de relaciones sociales, religiosas, económicas y políticas de los habitantes de las tierras que los recibían, Freindenberg traza la línea de tiempo de una nación que se constituye en tal en la medida en que conviven y en algunos casos se aúnan esas diferentes formas de vida.

Delaloye, Meyer, Maxit, Dickman, apellidos de distintas procedencias europeas, y la participación transversal permanente de las Jewish Colonization Association (JCA), y un proceso histórico en una tierra americana que dio como resultado aquella invención del “gaucho judío”.

La división de clases juega un rol fundamental en la construcción de esta suerte de categoría que es el gaucho judío, y el trabajo de Freidenberg pone esto en relieve.

“Los inmigrantes se transformaron en argentinos en el curso de la interacción social en los lugares de trabajo y de educación y en el contexto de la familia intercultural”, resalta la autora sobre un proceso que, deja en claro, es la síntesis de la construcción de la nación argentina.

Alejandro Frias

¿Qué sentís?
50%Satisfacción0%Esperanza33%Bronca17%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|09:53
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|09:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes