Perseverancia y tenacidad para cumplir su sueño

La imperdible historia del piloto Claudio Bayer, que se recuperó de un grave accidente y se animá al desafío del Dakar.

Caerse, levantarse y continuar en la pelea es símbolo de tesón. Es lo que entendió el piloto Claudio Bayer, luego de accidentarse con su cuatriciclo en la ciudad de Bariloche durante el Desafio Ruta 40, en abril. Se recuperó y ahora largará su primer Dakar.

Estuvo inconsciente varias horas, perdió motricidad y recuerda poco de cómo se accidentó: “arranqué la primera etapa, llovió mucho la noche anterior y había mucho barro, cuando bajé la vista por un segundo (después de recorrer 60 kilómetros) me encontré volando del cuatri, pero no recuerdo contra que impacté. Lo poco que me viene al pensamiento es que vi a mis compañeros llevando el vehículo y yo con asistencia médica”, se esforzó por situarse otra vez en el infortunio.

Claudio Bayer

En esa primera etapa todos los colegas del piloto pensaron que abandonaría, pero se repuso y pudo, con un ritmo cansino, terminar la competencia. El equipo, del corredor de la ciudad bonaerense de Tigre, rearmó el vehículo y pudo reengancharse para culminar la prueba.-

Algunos meses después, y restablecido de las lesiones, decidió enfrentar al Dakar: la carrera más peligrosa del mundo. Por supuesto que para llegar a esa determinación dejó atrás rehabilitaciones y también tuvo que prepararse para la resistencia física y psicológica.

“Esta competencia exige mucha preparación en todos los sentidos. Fundamentalmente necesito poner la cabeza en cosas positivas y emotivas. A veces crees que estás preparado para las contingencias, pero la realidad te demuestra que no. En Paraguay durante el Desafío Guaraní estuve perdido; sufrí hipotermia por el cambio violento de temperatura y me costó mantenerme tranquilo”, confesó con gestos recios.

Ahí cayó en cuentas de que la contienda exige demasiado entrenamiento. En la carrera por tierras paraguayas estuvo perdido y pasó una noche a la intemperie. Para colmo de males, su localizador se rompió por lo que fue difícil rastrearlo.

Por su parte, y cerca del comienzo de una nueva edición de la emblemática odisea, Bayer preparó un nuevo cuadriciclo. El Yamaha Raptor 700 será el elemento mecánico que lo llevará a recorrer 900 kilómetros de recorrido. Además le agregó un radeador extra de aceite para que el impacto del calor sea menor.

Consultado por cual es el objetivo y la estrategia dijo que “la premisa es llegar al final. Como sea, no me importa el puesto. Primero quiero cruzar la meta y claro; después veré en qué lugar terminaré. Tengo claro que no será fácil, pero para esto me preparé todo el año”.

El inicio de la contienda será el 2 de enero con la largada simbólica en la Casa Rosada; luego de recorrer las 14 fases por Argentina, Chile y Bolivia, la caravana verá el final de la odisea el 17 en Tecnópolis.

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|04:28
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|04:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"