Afirman que gracias al vino se puede vivir más y mejor

Nuevos estudios realizados en los Estados Unidos confirman que uno de los componenetes de el vino tinto, el resveratrol, tiene la capacidad de poder reducir el riesgo de enfermedades degenerativas del envejecimiento.

El vino tinto podría ser mucho más potente de lo que se pensaba para extender la expectativa de vida, afirman investigadores en un reciente informe que podría dar ímpetu al creciente campo de las drogas para la longevidad, según una nota del diario La Nación.

El artículo consigna que el estudio se basó en la administración a ratones de resveratrol, un ingrediente que se encuentra en algunos vinos tintos.

De hecho, afirma la nota, ya hay científicos que están tomando resveratrol en cápsulas, pero otros piensan que se debe esperar hasta que haya más datos sobre su seguridad y efectividad.

Si bien los científicos serios coquetean desde hace mucho con la idea de que extiendan la vida, ahora se ha abierto la puerta a las drogas que explotan un antiguo mecanismo de supervivencia, que desvía los recursos de nuestro organismo de la fertilidad al mantenimiento.

La mejora en el estado de los tejidos parece extender la vida, al reducir las enfermedades degenerativas del envejecimiento.

Este reflejo puede ser desencadenado por una dieta muy severa, conocida como restricción calórica, que extiende la vida de los roedores en el laboratorio hasta un 30%, pero es demasiado estricta para la mayoría de las personas.

Hace alrededor de 20 años, el doctor Leonard Guarente, del Massachusetts Institute of Technology, mostró que este reflejo puede ser activado por unas proteínas del propio organismo: las sirtuinas.

Un ex estudiante de Guarente, el doctor David Sinclair, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, descubrió en 2003 que las sirtuinas pueden ser activadas por algunos compuestos naturales, como el resveratrol.

El y otros han probado los efectos del resveratrol en ratones, especialmente en dosis mucho más altas que las que tiene el vino tinto.

Uno de los resultados más espectaculares fue obtenido el año pasado por el doctor Johan Auwerx, del Instituto de Genética y Biología Molecular y Celular de Illkirch, Francia.

Es que la prueba mostró que el resveratrol podría convertir a los ratones más sedentarios en atletas.

La compañía Sirtris, mientras tranto, ha estado sometiendo a prueba el resveratrol y otras drogas que activan las sirtuinas.

En abril, Sirtris informó que su formulación del resveratrol, llamado SRT501, reduce los niveles de glucosa en pacientes diabéticos.
Otro equipo, conducido por Tomas A.

Prolla y Richard Weindruch, de la Universidad de Wisconsin, informó en la revista PLoS One que el resveratrol podría ser efectivo en ratones y seres humanos en dosis muy inferiores a lo que previamente se creía necesario.

En estudios anteriores, como los del doctor Auwerx, a los animales se les daban cantidades de resveratrol equivalentes a las que se obtendrían de tomar más de 100 botellas de vino por día. Los científicos de Wisconsin utilizaron una dosis equivalente a sólo 35 botellas. Pero el vino tinto contiene muchos otros compuestos que también pueden ser beneficiosos.

Si se los toma en cuenta, tanto como el mayor ritmo metabólico de los ratones, apenas un vaso de vino "comienza a acercarse" a la cantidad de resveratrol que sería efectiva, según dijo Weindruch.

Los investigadores de Wisconsin llegaron a la conclusión de que el resveratrol puede imitar muchos de los efectos de una dieta de restricción calórica en dosis que pueden alcanzarse en seres humanos.

La efectividad de bajas dosis, sin embargo, no fue probada directamente, sino en un chip de ADN que mide cambios en la actividad de los genes.

Sin embargo, otro investigador del campo de las sirtuinas, Matthew Kaeberlein, de la Universidad de Washington en Seattle aseguró que “no hay forma de saber si algo similar ocurriría en seres humanos en dosis bajas o altas".

En dos estudios en monos se está tratando de dilucidar si la restricción calórica logra las mismas maravillas en personas que en roedores, pero dado que los monos rhesus viven 40 años, las pruebas llevaron mucho tiempo.

Los especialistas dijeron que uno de los dos estudios, que conduce Weindruch, estaba mostrando que los monos a los que se les dio una dieta de restricción calórica vivían más que el grupo de control. Pero ese efecto no se registra en el otro estudio, realizado por los Institutos Nacionales de Salud.

Tampoco se sabe si el resveratrol realmente actúa activando las sirtuinas, porque es una droga poderosa que tiene muchos efectos en la célula.

Sinclair dijo que la respuesta definitiva podría surgir de experimentos actualmente en curso en ratones cuyos genes para las sirtuinas había sido eliminados.

"La cuestión de cómo actúa el resveratrol es un debate en marcha y exigirá más estudios para llegar a una respuesta", dijo.
 
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 16:39
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 16:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho