Sobreviví a estas Fiestas sin sumar kilos: ¡Sí se puede!

Consultamos a una nutricionista para que sepas todo lo que "no" tenés que hacer en estos días para terminar sin esos kilitos de más.

El fin de año y las fiestas son un momento de festejo, pero también a veces de abandono: la dieta y la disciplina parecen entrar también en vacaciones, y esto a veces desemboca en excesos. MDZ Femme consultó a la Lic. en Nutrición Verónica Palonés para contarte todo lo que tenés que tener en cuenta este fin de año para mantenerte saludable.

Uno de los principales consejos para evitar atiborrarte con comidas pesadas, es aumentar la ingesta de ensaladas y bebidas minerales no gasificadas. Antes de empezar con la comida navideña o de año nuevo, tratá de comer un plato de ensalada, verde en lo posible. Estas aumentan tu sensación de saciedad, haciendo que no sientas la necesidad de abalanzarte sobre los alimentos más pesados.

Ensaladas para-adelgazar2


Otro punto clave para evitar la pesadez y mantenerte en línea es reducir el consumo de sal. En su lugar, probá darle sabor a tus platos con condimentos como orégano, laurel, salvia, tomillo y romero. Estos son muy sabrosos y no tienen los efectos perjudiciales de la sal.

A la hora de los postres, en lo posible optá por las frutas, ya sea tomando un helado de fruta en lugar de uno de crema, o comiéndolas antes de otro postre más calórico, para reducir la porción. Los productos descremados también pueden ser tus aliados: si vas a hacer algún postre que lleve leche o crema, optá por las líneas descremadas. El sabor es casi el mismo, pero con una cantidad considerable de calorías menos.

Vaso de yogur frutas granola


Finalmente, el hecho de que el fin de año esté lleno de motivos de festejo no significa que debamos sucumbir a los alimentos no saludables. En épocas de calor es fundamental evitar los excesos con los alimentos con demasiadas grasas y azúcares –como el turrón y la garrapiñada- y los alimentos hipercalóricos en general.

Para reducir los efectos indeseados, tené en cuenta los siguientes puntos:

  • Tratá de hacer actividad física todos los días: una caminata diaria por la mañana no sólo ayuda a mantenerte en peso, sino que te va a dar energía para el resto del día.

  • Tomá un buen desayuno: en lo posible, que incluya algún lácteo descremado, fruta y algún carbohidrato, como tostadas.

  • Preparate para la noche comiendo liviano: recurrí a las carnes blancas como el pollo, pavo o pescado fresco –que se digieren fácilmente- y a los vegetales durante el día. De este modo, no llegás al festejo con el estómago sobrecargado.

Mantené tus alimentos en buen estado

Parece obvio, pero las fiestas son la situación ideal para que la comida se eche a perder.

 El calor, las corridas, la manipulación y los traslados se prestan para que algunos alimentos pierdan la cadena de frío o se contaminen. 

Para esto, sé extra cuidadoso con los productos de heladera y freezer, asegurándote que no pase más de una hora y media entre que los compraste y los guardaste en frío. Lavarse las manos periódicamente también es clave, más si se trata de un festejo en el que cada uno se sirve su porción.



Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 09:31
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 09:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"