Deportes

Los salarios mínimos llegaron al fútbol español

Los sueldos de los jugadores de los clubes de primera división bajaron un 50 por ciento respecto de 2005, según un informe revelado hoy por el diario “Marca”.

“Con la palabra crisis instalada en el día a día de la mayoría de hogares españoles, sería un milagro que los clubes de fútbol escaparan a esta situación económica. Y el salario de los jugadores, generalmente inflado según la percepción media de la sociedad española, no es que no suba, es que está bajando a pasos agigantados”, explicó el diario Marca.

Según el último convenio, lo mínimo que puede cobrar un jugador de primera división en España son 66.000 euros netos por campaña y 42.000 en segunda.

Hasta hace muy poco, eran cantidades irrisorias, pero de cara a la temporada 2008/09 hay clubes que están ofreciendo poco más de eso y se calcula que los salarios de los futbolistas de primera bajaron un 50 por ciento respecto a 2005.

El Numancia, por ejemplo, sigue su política de no ofrecer más de lo que puede pagar, pero hay otros que proponen menos que nunca y se acercan a estas cantidades como Sporting de Gijón, Málaga o Valladolid.

A este nivel, se hace un contrato a un lateral derecho por 150.000 euros netos, más o menos lo que van a cobrar jugadores de las divisiones inferiores a los que se les subió el sueldo por ascender.

En tanto, a un fichaje de los importantes, por ejemplo un mediocampista goleador, se le dan 500.000 euros, mientras que clubes como Osasuna o Racing de Santander (el equipo cántabro se clasificó a la Copa UEFA) no pagan grandes cantidades.

Cada uno regatea la crisis como puede y el Recreativo, por ejemplo, paga un poco más pero con cláusulas que le permitan rebajar el sueldo a un jugador: ofrece 280.000 euros por dos temporadas, pero si el club desciende se rebaja el 25% de lo que había que pagarle la primera campaña y en la segunda división, el 50%.

Las cláusulas se multiplican en los contratos actuales, porque todos los clubes buscan pagar cuanto menos mejor y hay algunas que rebajan el sueldo si el jugador no alcanza un número determinado de partidos.

Además de conseguir un buen contrato, otro problema es la utilización de pagarés por parte de las instituciones, lo que motivó que los futbolistas prefieran fichar en equipos que les den “garantías de cobro”, como el Villarreal.

“Otros clubes, como el Mallorca, ofrecen más dinero porque se propusieron no pagar transferencias, en lo que se conoce como ‘política de costo cero’”, concluyó el informe.
En Imágenes