Casi un secreto: playas a descubrir en la Costa Atlántica

En esta imperdible nota te mostramos cinco playas que muchos no tienen idea de su existencia. Se trata de otras opciones para aquellos que quieren disfrutar del mar argentino en lugares menos turísticos.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Costa del Este

Situada entre Mar del Tuyú y Aguas Verdes, es una joven localidad que experimentó un gran desarrollo en los últimos años. De amplias playas, con numerosos pinos, es el lugar ideal para escapar del ruido. Hermosa y sumamente tranquila, esta zona se fue poblando de casas de fin de semana y pequeños hoteles. Se la conoce como la playa del millón de pinos. Entre lo que se puede hacer, además de pasear por la playa más agreste de la zona, es lanzarse a las actividades náuticas en Punta del Lago, descubrir el paisaje en apasionantes cabalgas organizadas por el Club Hípico del Bosque, recorrer en cuatriciclos y 4X4 los médanos frente al mar o llegar a la reserva forestal para recorrer el circuito en bicicleta. Hoteles frente al mar, clubes deportivos y una buena oferta gastronómica.

Qué hacer?

*En San Clemente del Tuyú se encuentra Mundo Marino, el oceanário más grande de la Argentina, paseo ideal si van con niños.

*Cabo San Antonio. En las playas del Partido de La Costa hay más de 20 viejos barcos hundidos, cada uno con su historia.

*Visitar el Faro de Punta Médanos. La zona es de playas desiertas, allí comienzan los altos médanos hacia el sur. El lugar es conocido por su buena pesca principalmente por la de tiburón.

*Laguna La Salada: cercana a la ciudad de General Madariaga esta laguna es una de las más grandes de la provincia de Buenos Aires. Zona muy renombrada entre los amantes de la pesca del pejerrey.

costa del este

Las playas de Costa del Este.

Las Gaviotas

Sobre la Costa Atlántica, punto intermedio entre Mar de las Pampas y Mar Azul, esta pequeña pero encantadora villa balnearia invita a disfrutar de su mágica combinación de mar y médanos a escasa distancia de Villa Gesell. La conservación del ambiente natural es la premisa básica y fundamental de este diminuto paraíso veraniego. Una destacable infraestructura se perfecciona continuamente en la villa brindando los servicios necesarios para que el visitante pueda disfrutar al máximo de las vacaciones olvidando las presiones y la velocidad, en un ambiente sereno. Las Gaviotas es uno de los balnearios más nuevos de la Costa Atlántica. Diversas actividades recreativas como pesca, cabalgatas, caminatas por los médanos, travesías 4x4 entre otras propuestas de turismo aventura, colorean la cartelera turística playera de esta pequeña villa.

*Posee una gran oferta de alojamiento. Pueden encontrar promociones en www.lasgaviotas.com.ar

Las Gaviotas

El encanto de Las Gaviotas.

Costa Esmeralda

Es el último balneario antes de Pinamar, pero a diferencia de otros balnearios de la provincia no utiliza solo el mar como principal atractivo turístico. Es un lugar de paisajes vírgenes, en donde se destaca la prominencia de sus médanos, en la zona denominada “Zona de Altos Médanos”, en la cual también hay grandes bosques de pinos y la posibilidad de realizar paseos en lanchas por distintos lugares como los esteros de Larios, Don Chon, El Ostial, El Rincón, Cola del Diablo, entre otros.

*La oferta hotelera es reducida.

*Cuenta con dos canchas de golf.

Costa Esmeralda

Balneario en Costa Esmeralda.

Mar de Cobo

Serenidad en su máxima expresión, esa es la definición más precisa para Mar de Cobo. Localidad de 400 habitantes que conviven rodeados de mar y naturaleza, es una opción para quienes disfrutan de poder escuchar el trinar de los pájaros y el sonido de las olas. Está ubicada muy cerca de Santa Clara del Mar y a 26 kilómetros de la reluciente Mar del Plata. Rodeado por frondosas arboledas, hay álamos, pinos, olmos, cipreses y lambercias que son el hogar de numerosas especies de aves. Otra característica singular son los bosques de zarzamora, que ofrecen sus exquisitos frutos para deleite de los visitantes que los recorren. Entre toda la magnífica vegetación se levantan residencias veraniegas, conformando un paisaje que invita a relajarse. Sus amplias playas, que se mantienen agrestes, son una mezcla de arena, rocas e imponentes acantilados. Recorrerlas a través de caminatas y cabalgatas es una opción imperdible. Mar de Cobo es un destino ineludible para quienes buscan descansar en un sitio pleno de tranquilidad, belleza paisajística y aire puro.

*Posee una pequeña oferta hotelera y gastronómica.

Mar de Cobo

Reserva Forestal de Mar de Cobo.

Mar Azul

Surgiendo del bosque a orillas de las aguas saladas, Mar Azul es otro de los destinos veraniegos de la Costa Atlántica de Buenos Aires. Fin del circuito balneario encabezado por Villa Gesell, este encanto de la naturaleza invita a disfrutar de unas vacaciones renovadoras. Playas vírgenes, cielo límpido, mar inmenso, frondosos bosques, el placer pareciera ser parte del clima en Mar Azul y todo el circuito veraniego que lo antecede geográficamente. Se pueden hacer paseos a caballo por sus agrestes paisajes, desafío a los médanos en cuatriciclo, excursiones hacia el imponente Faro Querandí, pesca desde la costa o a bordo de embarcaciones y travesías 4x4.

*Posee una interesante propuesta hotelera. 

Mar Azul

Atardecer en Mar Azul.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (2)
3 de Diciembre de 2016|11:07
3
ERROR
3 de Diciembre de 2016|11:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Les faltó Claromecó... Una de las playas mas amplias y lindas que tenemos en este país :)
    2
  2. Playas de verdad, hay de San Antonio (este y oeste) para el sur. Hay playas que tienen treinta kilómetros de extensión, y se extienden hasta Caleta Olivia. Sólo se debe ir bien preparado en casa rodante o en carpa y por la ruta que bordea la costa (consolidado). Por supuesto que esa extensión incluye Península de Valdés que su recorrido perimetral en auto es de 700 kilómetros partiendo desde Puerto Madryn y volviendo al mismo punto. No hay playas más limpias y hermosas. Es para tomarlo con calma visitando todo, hace falta un mes mínimo. Ya que si llegan a Caleta Olivia conviene volverse por Bariloche y terminan siendo entre 8.000 y 10.000 kms. Vale la pena el gasto, los paisajes, playas, ciudades , pueblos fantasmas como Cabo Raso, o Gales, o Rawson, o Puerto Madryn, o Puerto Pirámide , ierra Grande, etc.
    1