Quejas por la espera y la atención de los médicos en la guardia del Notti

En la tarde de este sábado, la sala de emergencias del hospital infantil colapsó. Faltaban médicos y administrativos. Los padres se quejan por el largo tiempo de espera, por la mala atención de los doctores y hasta por los remedios.

Cada tanto el cartel que indica los números suena en dos lacónicos tonos y todas las cabezas se dan vuelta para ver si finalmente es el turno. La sala de guardia está saturada por madres con niños muy pequeños en su mayoría. Algunos de estos niños lloran pero ya muchos se han quedado dormidos mientras los padres buscan acomodarse de alguna u otra manera en el incómodo asiento.

El largo tiempo de espera, la calidad de atención y hasta porque los remedios genéricos que dan en el nosocomio no mejoran la salud de los enfermos, son algunas quejas que suelen escucharse en la sala de emergencia del Hospital Humberto Notti.

En la tarde de este sábado, la principal sala de guardia pública que atiende a niños colapsó de pacientes e impacientes. Los padres se agolpaban frente al mostrador y, según contaron varios, el único administrativo no daba abasto para atender y distribuir los números. En días así, las quejas afloran como los machucones, los mocos y las vendas en los ojos por algún accidente doméstico. Pero de acuerdo con lo que relatan los principales usuarios del nosocomio, el panorama no es distinto de otros días.

La espera
La principal queja es el tiempo de espera, aunque se trate de una urgencia. Frente a la recepción, una madre confiaba a MDZ que esperaba atención desde hacía más de tres horas. Su hijo está en tratamiento contra el neumococo y se quejaba porque son atenciones que suelen realizarse aparte. Media hora más tarde, un empleado se asomó por la puerta con una libretita en la mano y empezó a llamar para ver quién requería tratarse por este agente que provoca, entre otras enfermedades, la neumonía.

A Cecilia -30 años- le habían hecho dar varias vueltas en la jornada. A ella y a su hijo, que tenía un parche en el ojo al lastimarse con un alambre. “Las primeras curaciones las hice en la Clínica Pellegrina, pero me derivaron al Notti. Estuve esperando una hora y cuando me atienden me derivan al hospital Central para que lo suturen. Cuando estoy allá, me dicen que no tienen oculista y que debo volver al Notti porque ese el hospital de niños”, relató la joven madre.

“Lo que más molesta es que se trata de niños”, sintetizó Cecilia, esperando que la puerta que da acceso a los consultorios se abra.

“Los médicos deben estar cansados de atender, pero nosotras estamos cansadas de estar con los chicos en los brazos”, enfatizó de manera puntual otra señora. 

La calidad de la atención
La segunda queja es por la calidad de la atención del sistema público. “Para darte un número tardan muchísimo y eso que no te toman muchos datos. Nada más te preguntan qué le pasó al chico para saber dónde tienen que derivarlo”, explicó Flavia, otra joven madre.

“Los médicos los ven así nomás y luego nos mandan a la casa”, señaló un padre. “Pero a las horas tenemos que volver porque los chicos tienen mucha fiebre. A veces, le escapan al diagnóstico”.

Los padres criticaron la atención de los médicos de la guardia, sobre todo de los residentes. Pero aquellos que han utilizado otros servicios del hospital, se encargaron de destacar que en el Notti hay excelentes especialistas y que la diferencia en el trato es muy distinta.

También es considerable que esta es una época propia de ciertas enfermedades respiratorias y que la guardia del Notti suele estar saturada. Sin embargo, otra madre que había visitado la sala de emergencias durante toda la semana, por afecciones de sus dos niños, contaba que, para ser atendida rápidamente, pues su hijo parecía tener neumonía y no un catarro como habían diagnosticado previamente, tuvo que quejarse en la Dirección del nosocomio por el maltrato de un médico.

“Vine como a las 11, porque estaba agitado”, explicó Paula, también de 30 años y en este caso con el menor de sus dos chicos, de apenas 4 años. “El médico me dijo que volviera a las 14, pero yo me negué porque lo veía mal y le pedí que lo atendiera en ese momento. De muy mal modo me contestó que el médico era él. Ahí nos pusimos a tratar mal. Luego de la queja en la Dirección, me derivaron rápido”, relató Paula. Y, a sabiendas de cómo son las cosas en el Notti, agregó que “las madres que son quedadas, acá pierden”.

Por último, cada vez que la puerta se abre y un médico se asoma para preguntar quién es el siguiente, también suele asomarse un policía que custodia la guardia. Sabido es que en algunas ocasiones los padres se exasperan por la atención, sobre todo si se trata de una emergencia. Y que por situaciones de violencia en estos efectores públicos, el Ministerio de Salud ha solicitado la presencia de uniformados al Ministerio de Seguridad.

No obstante, también se criticó sobre esta presencia que “mandan al policía a intimidarte y no es así como deben atendernos”, subrayó Cecilia.

“Es lo malo de no tener una obra social”, sintetizó una mujer junto a sus hijos, mientras otros padres asentían a su lado y el empleado administrativo del otro lado del vidrio miraba la escena con gesto abúlico.
     

Opiniones (3)
23 de agosto de 2017 | 22:32
4
ERROR
23 de agosto de 2017 | 22:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Los padres están apurados, no hicieron nada en toda la semana para atender a los chicos en elCentro de Salud de su barrio, de repente les entra la urgencia en el fin de semana. Todos están igual de apurados y todos los chicos necesitan atención. ¿Por qué no los derivan al centro de Salud primaria de su barrio? El Hospital no da abasto, llegan los resfriados con apenas algínr resfrío, los de neumonitis, los golpeados, los maltratados, los accidentados porque la mamá veía la novela mientras el nene estaba sobre la estufa, los ahogados porque la mamá y el papá estaban vaya a saber donde mientras se caían al canal, los que les cayó el agua hirviendo del mate, los que se ahogaron con la bolitas mientras la mamá miraba el atardecer (por decir algo), y siempre es la culpa del hospital y de los médicos. Todas esas señoras que la mayoría no hacen nada durante la semana y que en el sábado, cuando se interrumpen las telenovelas caen al hospital, ¿no tienen nada que explicar? ¿Siempre la culpa es de los médicos? A ver si alguna vez el periodismos es un poco más obajetivo y menos demagogo y pone las cosas en su lugar. No siempre la razón la tienen las madres, ponganse alguna vez en lugar de los médicos que atienden a cientos de casos que pudieron evitarse si las mamás atendieran más alos chicos que a la TV.
    3
  2. CON ESTA POLITICA DISTRIBUTIVA DE JAQUE KK, LA SALUD, LA EDUCACAION Y LA SEGURIDAD CADA DIA ESTARA PEOR, QYE QUE ESTE NO PAGA SUELDOS ACORDES A LA REALIDAD, NO LES PAGA A SUS EMPLEADOS RECLAMOS ADMINISTRATIVOS NI JUICIOS GANADOS, TODO LO SIGUE PATEANDO Y POLITIZANDO, ESTAN TAN TRAICIONADOS LOS EMPELADOS PUBLICOS. POR ESO HAY QUE IR A QUEJARSE A LA CALLE RIVADAVIA ENTRE 9 DE JULIO Y ESPAÑA DE LUNES A VIERNES AL MEDIO DIA, DESPUES ESTA DE JODA EN ALGUNA FINQUITA.
    2
  3. Dejo tan mal a la provincia que el actual gobierno de "los mendocinos", no puede arrancar todavía... Hay decisiones que no se han tomado como las licitaciones por compras de insumos paradas porque el Sr. Gobernador, no ha podido sacar la ley de emergencia sanitaria... Y ahora padecemos estos males que heredamos de la gestión anterior... Los mendocinos sabemos que este gobierno tenía un plan de salud, como asi tambien de seguridad, de educación, de economía, etc, asi que estamos esperanzados en que este gobierno JUSTICIALISTA nos saque adelante, y no lleve a un camino de felicidad para todos "los mendocinos"...
    1
En Imágenes
Incidentes en la movilización de la CGT.
23 de Agosto de 2017
Incidentes en la movilización de la CGT.