Deportes

Mauro Matos, el hombre de los goles importantes

El delantero marcó en la final de ida de la Libertadores y le dio la clasificación a San Lorenzo a la final contra el Madrid.

En un equipo anémico de goles como San Lorenzo, los tantos valen oro. O una final mundial. Así lo demostró una vez más Mauro Matos, el hombre de las anotaciones importantes en el conjunto argentino.

Goleador en la Copa Libertadores, el delantero marcó en la prórroga el tanto de la victoria por 2-1 ante el Auckland City y llevó a San Lorenzo a la final del Mundial de Clubes, donde lo espera el sábado un ansiado duelo ante el Real Madrid.


"Sabíamos que iba a ser un partido duro, pero pensábamos que se iba a terminar en los 90 minutos. Por ahí estamos hechos para eso, para sufrir, y capaz así se disfruta más", reconoció el veterano atacante.


En la primera final de la Libertadores, en Asunción ante Nacional, Matos marcó el gol que sirvió para el empate 1-1, decisivo para encauzar el camino hacia la consagración.


Y este miércoles, en Marrakech, el delantero se volvió a poner el traje de héroe. Cuando su equipo no encontraba el camino para superar a los neozelandeses, mientras los 8.000 simpatizantes azulgranas que llegaron a esta ciudad empezaban a temer que la final soñada con el Madrid no llegaría, apareció él.

Bajó con la cabeza un centro de Leandro Romagnoli, para asistir a Pablo Barrientos. Al otro goleador de la noche lo anticiparon, pero el rebote le quedó a Matos en el área y no lo dudó: con un remate seco de zurda superó al portero Tamati Williams y corrió a festejarlo a una esquina, con furia.


La de Matos, de 32 años, es una historia digna del sueño americano, del hombre que se forja a sí mismo, más por empeño que por talento. Comenzó su carrera hace 15 años, en un modesto equipo de la cuarta categoría del fútbol argentino (Lezama Fútbol Club, en el Torneo Argentino B). Así, muy lentamente, con algo de goles y mucho de voluntad, fue escalando en su carrera.

Luego de varios años aquí y allá, se afianzó en All Boys, un tradicional equipo de las categorías menores pero ahora en primera división. Algunas buenas actuaciones llamaron la atención de San Lorenzo a comienzos de este año. Martín Cauteruccio, la gran apuesta goleadora del club, estaba lesionado y necesitaban otro delantero para afrontar la Copa Libertadores. Matos no defraudó.

Ante el Auckland, empezó el encuentro en el banco de suplentes. Edgardo Bauza, el entrenador, confió en Cauteruccio. Pero cuando el partido se complicó con el empate, mandó a Matos a la cancha. Y él respondió con ese festejo alocado.

Pese a la importancia del gol, Matos no espera que sea su última celebración. "Ojalá sea el del sábado (el gol más importante). Hay que seguir entrenando y pensar en el partido del sábado", afirmó con la mira en el Real Madrid.

Con el de la semifinal, Matos lleva nueve goles en el año, lo que le basta para ser el goleador del período para el equipo. Un dato que refleja lo que le cuesta a San Lorenzo anotar y lo mucho que el equipo necesita de su inesperado goleador.

¿Qué sentís?
50%Satisfacción50%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|02:42
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|02:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016