Un informe asegura que Botnia no causó daños en el ambiente

Un informe elaborado por la consultora Ecometrix que será presentado en La Haya concluye que "la comparación de los datos monitoreados a priori y a posteriori del inicio de operaciones de la planta, muestra que la calidad del agua del Río Uruguay no ha cambiado". Y afirma que Botnia cumplió con los límites máximos de concentración de sustancias establecidos por Uruguay.

Un informe elaborado por la consultora Ecometrix a pedido de la Corporación Financiera Internacional (CFI) reveló que la planta de celulosa que puso en funcionamiento la empresa finlandesa Botnia en Uruguay no causó daños ambientales en la zona, vecina con Argentina, afirmó hoy la prensa de Montevideo.

Este informe, extractado por el diario "El País", formará parte de la documentación que analizará la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, que tiene en sus manos el litigio surgido entre los gobiernos de Argentina y de Uruguay en torno a esa fábrica.

Ecometrix concluye que "la comparación de los datos monitoreados a priori y a posteriori del inicio de operaciones de la planta, muestra que la calidad del agua del Río Uruguay no ha cambiado".

Agrega que la fábrica, que empezó a producir pasta de celulosa en octubre del año pasado, cumplió con los límites máximos de concentración de sustancias establecidos por organismos gubernamentales uruguayos.

La calidad del aire "ha permanecido bien dentro de los límites" establecidos (...) por lo que puede afirmarse que no existen riesgos para la salud humana" en la zona, indica.

La construcción de la planta de Botnia en Uruguay se hizo con financiamiento de la CFI, una entidad vinculada al Banco Mundial, y requirió una inversión cercana a los 1.200 millones de dólares.

La fábrica produjo hasta ahora unas 450 mil toneladas de pasta de celulosa y se transformó en el principal emprendimiento industrial en Uruguay.

Mientras las autoridades nacionales aseguran que la construcción de la planta fue hecha sin su aval, como lo requiere el estatuto del compartido Río Uruguay, y señalan posibles riesgos ambientales para la zona. Esas acusaciones son rechazadas por el gobierno uruguayo.

Asimismo, en forma casi ininterrumpida desde 2005 algunos pobladores de Entre Ríos mantienen cortado el paso en el puente que une Fray Bentos con la ciudad argentina de Gualeguaychú, en protesta contra el emprendimiento de Botnia.

La Empresa Nacional de Celulosa de España (ENCE) inició el mes pasado la remoción de tierra en una pequeña localidad del departamento (provincia) de Colonia, en la margen uruguaya del Río de la Plata, para instalar la que sería la segunda planta de celulosa en este país sudamericano.
Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 06:25
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 06:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'