"El basural", o el pequeño Indiana Jones lasherino

Fernando Álvarez presenta hoy su primera novela, con la obtuvo el premio publicación en el certamen que organiza la Ciudad de Mendoza.

El basural es el nombre de la novela de Fernando Álvarez que el año pasado recibió premio publicación en el Certamen de Novela de la Ciudad de Mendoza y que hoy será presentada en la librería Pájaros, Las Heras 676, Mendoza, a las 22. 

El basural tapa

Hace un tiempo, un grupo de arqueólogos de Arizona empieza a usar las herramientas de la arqueología para estudiar el presente. Y si esta ciencia se ocupa de los restos materiales en el pasado (o sea, lo que sobra), hacerlo en el presente consistiría en lo mismo. Así que los investigadores se mandaron a estudiar lo que sobra, pero en el presente. O sea, se hundieron en basura para ver cómo se comporta una sociedad.

Sin ninguna intención científica más allá de la curiosidad, el protagonista de la novela (a quien se le desconoce el nombre) se mete a hacer arqueología moderna de alto riesgo. Como buena novela de aventuras, va acompañado de un secuaz («el gran Martín Albarrán») que cambia drásticamente a medida que se adentran en lo profundo del basural.

La novela se desarrolla con un ritmo parejo en capítulos breves rebasados de acción. Los problemas no se hacen esperar y los personajes pasan de estar tomando unas cervezas a estar metidos en un tiroteo entre sectas de carreteleros en un par de páginas. En el relato aparecen a su vez dos historias: la historia y la Historia. La historia es lo que le sucede a los personajes. La Historia es la de Mendoza. Pero no la de los manuales escolares. Ni siquiera la de los manuales universitarios: «En los tiempos libres me dedico a recorrer bibliotecas -llevo unas cincuenta- en busca de aquel libro sobre Aldao, pero solo he encontrado mierda para historiadores». No solo que la historia profunda de Mendoza hay que buscarla en el basural de El Borbollón sino que cuando aparece, lo hace misteriosamente. Aquellos que poseen los objetos no los comprenden muy bien. El narrador es el que menos claro lo tiene, se darán cuenta cuando lean la escena de la silla, pero la secta de los carreteleros tampoco sabe muy bien qué está buscando. La Historia, entonces, aparece como el relato oral de un loco que va dejando pistas que entre todos tienen que juntar para armar la historia.

Además, hay que destacar que el libro cuenta con más de 20 ilustraciones del artista plástico Germán Álvarez, que ayudan a definir las imágenes que el texto narra. Esta novela es, también, el primer libro publicado de Fernando Álvarez y como todo primer libro tiene algunos defectos absolutamente obviables al momento de leerlo.

La publicación llega como parte del premio novela que convocó la Municipalidad de Mendoza en el año 2013, que declaró como ganadora a la novela Un mendigo en el bulevar, de Iñaki Rojas, y otorgó el premio publicación a El basural. El jurado estuvo compuesto por destacadas personalidades de la literatura nacional, como Osvaldo Aguirre, Christian Kupchik y Liliana Bodoc. Si bien es loable que la municipalidad haya repuesto su concurso de novela (esta fue la segunda edición), lamentablemente la presente edición cuenta con errores de diseño que terminan restando a un buen texto.

Más allá de eso, en El basural se puede encontrar una aventura casi fantástica que surge de escenarios cotidianos. La historia de dos eternos adolescentes que se meten a revolver la basura para encontrar la otra Historia. En esta novela se puede encontrar a San Martín yendo a la libertad en una carretela y a un pequeño Indiana Jones lasherino con problemas vocacionales.

Javier Piccolo


Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|18:11
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|18:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic