Los cinco motivos por los que un keniata siempre gana

En 2014, los keniatas ganaron todas las grandes maratones del mundo. Son líderes indiscutibles. ¿Por qué ocurre esto? Te explicamos los motivos.

Maratón de Chicago de 2014, ganador: Eliud Kipchoge (Kenia). Maratón de Londres y Maratón de Nueva York de 2014, ganador: Wilson Kipsang Kiprotich (Kenia). Maratón de Berlín de 2014, ganador: Dennis Kipruto Kimetto (Kenia). Maratón de Japón de 2014, ganador: Dickson Chumba (Kenia). 

Esta lista, que bien podría ser la de la selección de atletismo de Kenia, refleja claramente como los atletas keniatas están por encima del resto de los corredores. Ahora, un artículo científico publicado en el Journal of Applied Physiology ha determinado uno de los porqués. Lamentablemente, amigos corredores, no hay solución a la vista ante este dominio.



La clave está en el cerebro: según este artículo, que fue escrito por el profesor de la Universidad del País Vasco Jordan Santos-Concejero, afirma que los atletas procedentes de Kenia tienen una mejor oxigenación cerebral, lo que redunda en que sus músculos se agoten menos en las pruebas de fondo. Esta ventaja respecto al resto de sus competidores se debe, fundamentalmente, a varios factores externos que influyen en los kenianos, sobre todo cuando son pequeños: 


Kipsang


1.- La altitud juega un papel importante: Nairobi, la principal ciudad del país, se sitúa a 1600 metros sobre el nivel del mar y el Valle del Rift, de donde proceden la mayoría de los kenianos ganadores tiene una media de 1200 metros. Este factor, según el estudio, provoca que el feto del bebé esté más protegido y, por tanto, le llegue más sangre a la arteria uterina, lo que redunda, a la larga, en una mayor capacidad cardiopulmonar.

2.- Ejercicio durante la niñez: en un mundo en el que aún no ha llegado la globalización al extremo en el que lo ha hecho en occidente, la niñez es muy diferente de la que conocemos actualmente. Juegan, corren, se desplazan durante largos recorridos a pie, y no están, en definitiva, todo el día viendo la televisión o jugando a la consola. Esto implica, según el estudio "un mayor crecimiento neural consecuencia de una mayor vascularización del encéfalo", que incide en esa mayor capacidad de resistencia cuando son mayores. Sin embargo, también hay otros factores, fuera de este estudio, que son clave para que los kenianos sean los reyes de la larga distancia:

3.- Su fisionomía: por lo general, y debido a modificaciones históricas de sus genes, los kenianos son delgados, y sus piernas, evidentemente, también. Por tanto, tienen menos masa muscular que mover y eso se traduce en que gastan un 8% menos por kilómetro que sus competidores.

4.- Su motivación: en muchos lugares de África en general y de Kenia en particular, la única salida profesional que hay es la de ser un atleta de élite y ganarse el pan con ello. Al igual que en Brasil muchos niños ven, por desgracia, que a lo único a lo que se pueden dedicar es a jugar al fútbol y a probar suerte con algún “pelotazo”, en Kenia con los atletas pasa igual.

5.- Su orografía: en muchos de los puntos donde estos niños se crían, crecen y entrenan, las únicas pistas de atletismo que ven las ven por la televisión. Están acostumbrados a correr por caminos, veredas y pistas de tierra, con la ventaja de que sus músculos se fortalecen de una manera distinta que la del resto de atletas. En definitiva, con todos estos factores sobre la mesa, y viendo los resultados de las Majors de este 2014, parece que la hegemonía keniata va a continuar por mucho tiempo. 


Wilson kipsang-world-record-berlin-2



Fuente: Universidad del País Vasco Jordan Santos  / Correr y Fitness

Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 22:50
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 22:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"