Estalló una fuerte interna en el sindicato de taxistas en Mendoza

El secretario gremial del sindicato, Sergio Larraya acusó al secretario general, Carlos Fúnes, de no respetar la postura acordada y de cambiar "misteriosamente" su postura. Fúnes minimizó las acusaciones.

La maratónica reunión que choferes y propietarios de taxis mantuvieron durante la tarde-noche de ayer con funcionarios del Gobierno en el Ministerio de Seguridad dejó mucho más que un principio de solución al conflicto de la inseguridad. Es que lo acordado –la instalación de cámaras de seguridad en las 1.600 unidades de taxis y remises- dividió las aguas entre el seretario general del gremio de conductores, Carlos Fúnes, y el secretario gremial, Sergio Larraya. Este último acusó a la máxima autoridad de haber cambiado “misteriosamente” su postura y, por ende, la del sindicato ya que cuando llegaron al encuentro iban a insistir únicamente con la idea del pago electrónico, considerando que las cámaras solas no eran suficiente.

A ésto se le suman los momentos de tensión que se registraron ayer, cuando representantes de los choferes y de los propietarios estuvieron a segundos de irse a las manos luego de una serie de chicanas.

“Llegamos a la reunión con una postura y, cuando estaba terminando, Fúnes la cambió y yo me levanté y me retiré de la reunión. Habría que preguntarle a él por qué lo hizo, porque yo había hablado con él y llevábamos la alternativa del pago online”, acusó Larraya, quien explicó que durante tres años ha estado trabajando y averiguando sobre el sistema del pago con tarjeta. “Es lo más efectivo, si el 85 y 90% de la gente se maneja con tarjeta de débito al menos. Es un problema de cultura, porque cuando salió la Red Bus también todos pusieron el grito en el cielo y hoy todos se manejan sin problemas”, lanzó

Para el gremialista, la alternativa de la cámara sin el blíndex o el pago con tarjetas no sirve, ya que es la misma alternativa que propuso Aprotam –gremio de propietarios-, quienes no quieren invertir en la seguridad del chofer ni del pasajero. “Acá lo que falta es voluntad política, no del ministro (de Seguridad, Carlos) Ciurca, sino de todo el Ejecutivo para hacer las cosas. ¿Quién va a pagar el próximo muerto, con camaritas; de qué se van a disfrazar?”, acusó Larraya

Asimismo, preocupado, Larraya convocó a los choferes de los taxis a que se arrimen cuando antes a la sede del sindicato para mantener una extensa reunión. “Como secretario gremial, yo no les puedo mentir a los choferes y ese sistema que ayer se ha aprobado sólo sirve para que le llevemos a la esposa del taxista la foto de quien agredió o mató a su marido”, destacó.

Por su parte, Fúnes le restó importancia a las fuertes declaraciones de Larraya y destacó que las cámaras de seguridad “no son suficientes, sino que es sólo para empezar”, y agregó que van a seguir reuniéndose y a conversar para que se avance sobre las otras medidas. En ese sintonía, dentro de 15 días mantendrán otra reunión con Ciurca

“La postura del sindicato ha sido es y será siempre la misma. Insistimos por la mampara de blíndex y el pago electrónico, eso no ha cambiado”, se defendió el secretario general, quien sostuvo que ayer se aceptó eso porque era lo único que ofreció Aprotam, pero que no se darán por vencidos.

Una protesta que le costó el trabajo

Roberto Chacón es taxista y su figura cobró protagonismo luego de la mañana del sábado 28 de junio, cuando un grupo de taxistas autoconvocados decidieron, como medida de protesta, cerrar los principales accesos a la ciudad de Mendoza a raíz de dos asaltos y golpizas que sufrieron un par de compañeros. Desde ese día, por votación de ese grupo de manifestantes –unos 500-, Chacón se transformó en el vocero de los autoconvocados a la hora de verter los puntos de vistas de ese grupo de taxistas sobre la situación. Y ese protagonismo le costó su trabajo, ya que desde hace dos días el propietario del taxi que conducía decidió quitarle el auto como represalia y, actualmente, está desempleado.

Lejos de dejarse amedrentar, Chacón continúa al frente de los reclamos y de la voz de sus compañeros. “El Gobierno le ofreció a los propietarios una serie de beneficios si decidían invertir en seguridad, como por ejemplo el o cobro de la patente y otros impuestos en el transcurso de un año. Pero Aprotam llegó ayer a la reunión con unos números y hasta estudios sobre lo que podían gastar por unidad, y no era más de 1.500 pesos. Lamentablemente, lo único que alcanza por esa cifra son cámaras de seguridad”, destacó el taxista.

Más allá de los encontronazos entre los representantes de los taxistas, Chacón –que prefirió mantenerse al margen de eso- insistió en que su sector también defiende el blíndex –“aísla al chofer del pasajero y puede huir por la puerta ante alguna situación irregular”- y el pago electrónico –“además de que no se maneja efectivo, los patrones estarían obligados a blanquear a todos los conductores”-.

Este grupo, que está por afuera del sindicato, firmó el acuerdo de ayer por una cuestión de predisposición, aunque destacaron que no están de acuerdo y que van por más. “Por ahora no nos queda otra que salir a la calle y encomendarnos a Dios, rogarle que, si es que nos pasa algo, sólo nos peguen y no nos maten”, sentenció.
Opiniones (1)
23 de octubre de 2017 | 02:12
2
ERROR
23 de octubre de 2017 | 02:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El tema se resuelve por las camaras para permitir evadir impuestos y el no blanqueo del personal? Y LA VIDA DE LOS TACHEROS???????? Que buen dirigente Funes tan corrupto como COMO LOS COMPRA MICROS, CIURCA Y SERRALTA
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México