Robaron el expediente sobre las manos de Perón

El juez Alberto Baños tenía la causa en su domicilio particular porque preparaba un comunicado. Dijo que se trató de un "operativo de inteligencia" porque sólo robaron un maletín que contenía el expediente de la causa, su telefono celular, su computadora portátil y su agenda electrónica.

El juez Alberto Baños, quien investiga el robo de las manos del ex presidente Juán Domingo Perón, denunció que un grupo de "inteligencia" ingresó a su casa y se llevó el expediente de la investigación.

El magistrado señaló ante la Cámara del Crimen que tenía la causa en su domicilio porque preparaba un comunicado para reiterarle al Gobierno el pedido para levantar el secreto que pesa sobre los organismos de Inteligencia del Estado con el objetivo de que aportaran más información acerca del robo de las manos del ex mandatario.

Baños consideró que se trató de un "operativo de inteligencia" porque, según explicó, los sujetos que ingresaron a su casa "no se llevaron ningún objeto de valor", sino que sólo robaron un maletín que contenía el expediente de la causa, su telefono celular, su computadora portátil y su agenda electrónica.

Además, según detalló un matutino porteño, la empresa de seguridad que requisó la casa del juez determinó que los intrusos sólo tardaron cuatro segundos en desactivar la alarma e ingresar al escritorio donde estaba el expediente.

Estos fueron algunos de los elementos con los que el magistrado justificó que el robo de los expedientes que concentraban los últimos nueve años de investigación se trató de una "operación de inteligencia".

La tumba de Perón fue profanada en 1987, y desde entonces la investigación sobre el robo de las manos del ex mandatario pasó por varios juzgados, aunque hasta el momento no hay detenidos ni imputados.

El primer juez del caso, Far Suau, falleció en noviembre de 2008 en un accidente automovilístico en la ruta 3, cuando su auto se salió del camino y se estrelló contra un peñasco.

En 1990 el juez Carlos Andina Allende sobreseyó a los últimos acusados que ha tenido el caso y archivó la causa.

Finalmente, en 1994 el juez Baños tomó la investigación en sus manos luego del hallazgo en la comisaría 29, con jurisdicción en
el cementerio de la Chacarita, de una copia del particular juego de llaves que abre la tumba de Perón.

Tras la desaparición de los expedientes de la investigación, el magistrado anticipó que intentará reconstruir la causa lo antes posible.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 20:49
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 20:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes