Todos hemos oído hablar de él, pero quién era Mecenas

Entre sus protegidos estuvo Horacio, personalidad que él mismo descubrió, y Virgilio, quien escribiría en su honor las célebres "Gregóricas".

Cayo Cilnio Mecenas (aproximadamente 70 aC – 8 aC) fue un noble romano de origen etrusco, quien además de desempeñarse como confidente y consejero de César Augusto, fue un importante impulsor de las artes, descubriendo y protegiendo a jóvenes talentos, especialmente de la poesía.

De él es de quien viene el término “mecenas“, con el que nos referimos a una persona que patrocina y fomenta de forma desinteresada a jóvenes artistas con un prominente talento.

Entre los protegidos principales de Mecenas encontramos a Horacio, personalidad que él mismo descubrió, y a Virgilio, personaje que escribiría posteriormente en su honor las célebres Gregóricas.

Además de estas dos personalidades literarias de nuestra historia, protegió a autores como Domicio Marso, Lucio Vario Rufo, Propercio, Cayo Valgio Rufo o Plocio Tucca.

Mecenas, además, incursionó en la literatura pese a no haber alcanzado el nivel de algunos de sus protegidos. En la actualidad, sólo contamos con 20 fragmentos de textos suyos, entre los que encontramos el poema In Octaviam, de contenido incierto, y varios diálogos, como la obra Symposium.

Sin embargo su faceta más destacada la encontramos como consejero de Augusto, comenzando en el año 44 aC, momento en que colaboró en la creación del ejército con el que hizo valer en Roma sus derechos como sucesor de Julio César.

Participó además en las batallas de Filipos y accionó de mediador en los tratados de Brundisium(40 aC) y de Tarentum (37 aC).

Su relación con el emperador fue tan estrecha, que al momento de su muerte Mecenas lo nombró como único heredero.

Fuente: http://redhistoria.com/

Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|15:22
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|15:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes