Ultra Maratón de Aconcagua, reflexiones de un corredor

Un experto corredor, reflexiona como deportista y como mendocino respecto de la gravedad de lo acontecido este fin de semana.

 "Tal vez para el lector común, aquel que está alejado del deporte, o al menos de éste deporte, le parezca un hecho menor", reflexiona Alejandro Rodriguez,  un experto corredor mendocino.

Lo ocurrido ese sábado en la zona de Puente del Inca, y el ingreso al Parque Aconcagua es gravísimo. Una verdadera vergüenza.

Por un lado los denominados guardaparques, es decir aquel personal que desarrolla tareas varias en la zona del Cerro Aconcagua que, por una pretensión sectorial, boicotearon en forma prepotente y patotera, un evento deportivo que tenía precisamente como valor especial, su desarrollo en la cercanías de nuestro principal y más famoso atractivo turístico y deportivo.

La sola mención de Aconcagua había generado una expectativa superlativa y logrado una gran convocatoria de corredores de muchas partes del país y del exterior.

1486807 753326454750529 7087276674880177591 n

Tal vez los señores guardaparques no lo saben, y si es así, qué grave sería, que detrás de estos eventos hay una mucha organización, distintos entes comprometidos y en especial, una gran expectativa de atletas que invierten mucho tiempo y esfuerzo en entrenamientos y viajes. Esta carrera se había constituido en una vidriera de Mendoza y su deporte.

Toda la zona de Uspallata, Los Penitentes y Puente del Inca vivieron una semana de ocupación hotelera y servicios gastronómicos plenos como hacía mucho tiempo no tenían. Ni siquiera este invierno.

Lo cierto que este ejercicio abusivo de un derecho como es el de reclamar y hacer huelga se torna en ilegítimo y arbitrario cuando se afecta a los demás.

No sé si los guardaparques tienen razón en sus reclamos. Tal vez sí, tal vez no, pero hay mecanismos de negociación para dirimir los conflictos dentro de la ley y del ejercicio correcto de los derechos.

Así no.

Lo mismo cuando sus colegas que trabajan en el Parque San Martín cierran los portones e incendian neumáticos afectando a quienes utilizan esas vías de tránsito.

Si los representantes gremiales advirtieran, de una buena vez, el efecto negativo que causa en la sociedad esta forma de plantear las cosas seguramente procederían de distinta manera.

1526689 751086664974508 8458834008122437703 n

Pero no es así. Vamos por la afectación de los derechos de los demás, vamos por la vía del papelón, vamos por el desprestigio.

Esta acción debe ser analizada a la luz de las responsabilidades.

No puede ser que, con el argumento del ejercicio de un derecho, se genere tanto daño y no haya responsables.

Pero también hay que referirse al compromiso de los organizadores y del Estado.

El Estado facilitó y apoyó a una empresa oriunda de Bariloche poniendo en sus manos, y sin contraprestación alguna, el nombre “Aconcagua” tal vez el ícono, junto con “vino”, más famoso de nuestra tierra.

Ese sólo nombre es convocante.

Pues bien, los organizadores debían tener planes alternativos para la carrera.

Hay muchos ejemplos a nivel nacional de eventos con características especiales (clima, altura, montañas, etc) que hacen necesario estos planes.

Acá no lo hubo. Lo que sí hubo es un papelón porque se sabía desde varios días anteriores de la existencia del diferendo con los guardaparques.

La geografía del lugar permitía proponer alternativas.

Esto no debió haber pasado nunca y los organizadores lo sabían.

Lo mismo para las autoridades.

Se dijo que la organización del evento era toda responsabilidad de una empresa privada.

Es correcto que es privada pero el ciento por ciento del apoyo para su realización proviene del Estado, en particular desde el Ministerio de Turismo de la Nación, Aerolíneas Argentinas y el Ministerio de Turismo de Mendoza.

Todos estos organismos hicieron posible, con su aporte, para que este evento fuera posible. No era un hecho simplemente privado.

Basta leer la página de la organización para ver la lista de los sponsores. Es de gestión privada pero con aportes públicos.

Los organismos del estado junto con la organización sabían de la gravedad del problema y sólo se atinó a suspender el evento .

Lo cierto es que el nombre “Aconcagua” ha quedado mancillado por la irresponsabilidad de estatales, organizadores y autoridad política. 

Quién se hace cargo ?


Alejandro Rodriguez

Opiniones (2)
14 de diciembre de 2017 | 01:46
3
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 01:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Espero que se haga justicia. Que sean sancionados todos aquellos los que estaban en el puente cortando la libertad de y transito, tambein que sean sancionados por abandonar sus puestos de trabajo.
    2
  2. Muy sencillo el estado se debe hacer cardo, el estado en las repúblicas institucionales tiene el monopolio de la fuerza, estos delincuentes acólitos de Raquelita no pueden hacer lo que hacen, inmediatamente debe haber la orden de un fiscal y la fuerza publica debe detenerlos por obstrucción al derecho a circular. Ellos tiene derecho a no trabajar pero no a patotear como están acostumbrados y encima como produjeron un daño lo debería pagar el sindicato de sus aportes personales así vana a aprender como es el estado de derecho. Pero claro deberían haber jueces valientes que no le tengan miedo a Palermo y asoc de la Kampora que te presionan para que no hagan nada, claro cdo le atropellaron el hijo a Palermo ahi si le tiraron todo el cod penal encima al conductor pero cdo es para la ciudadania en general los delincuentes tiene mas derechos que los honestos
    1