Treinta años espectaculares

Candela Sola cumplió 30 años y pensó en un festejo especial y súper divertido. Organizó una gran fiesta de disfraces para todos sus amigos. Todos acataron la consigna y llegaron con increíbles atuendos. En la nota te mostramos un poco más de lo que pasó en la noche de cumpleaños de Candela.

Candela Sola organizó una súper fiesta de disfraces en el Club Obras para festejar sus 30 años. Invitó a sus amigos y por supuesto, a sus primas y al resto de la familia. Por una noche dejó de ser una escribana seria para transformarse en la Mujer Maravilla.

La fiesta fue un éxito.Todos los invitados pusieron gran esmero en sus disfraces: hubo desde novias, brujas, presos hasta piratas y algunos personajes de ficción.

Con impresionantes trajes, no hubo quien pasara inadvertido. La cumpleañera y anfitriona de la noche, lució dos vestimentas distintas. Al comienzo de la fiesta, recibió a sus amigos como una superhéroe, se vistió de la famosa Mujer Maravilla, y cuando el festejo explotaba, apareció ladrando “guau guau” disfrazada de perrita.

Los varones, en su mayoría, prefirieron transmitir diversión y alegría con su indumentaria mientras que las mujeres optaron por demostrar un poco más de sensualidad: algunas provocativas “gatitas”, bailarinas con vestidos sugerentes o la clásica geisha.

La música fue muy variada. Hubo rock, pop, el divertido reggaetón y por supuesto mucho punchi punchi. Algo infaltable para que la reunión fuera todo un éxito, la barra con exquisitos tragos.
En Imágenes