Ocho cosas que tal vez no sepas de "Mujercitas"

El 29 de noviembre de 1832 nació Louise May Alcott, la creadora de una de las obras literarias más difundidas de la historia. Acá, algunas curiosidades.

Mujercitas Louise May alcott

Louise May Alcott cumpliría hoy 182 años, una buena ocasión para celebrar su literatura, y especialmente, el libro que la hizo mundialmente famosa, Mujercitas. Aunque para muchos es este un libro ñoño y aburrido, no se puede negar su repercusión, que llega (y con creces) hasta nuestros días. De hecho, en la macroencuesta que realizó la BBC para determinar los libros favoritos de los británicos, quedó en un honroso decimoctavo puesto. Y dirán lo que quieran, pero es sin duda uno de los libros más leídos de toda la historia de la literatura americana. Y Jo es un personaje de lo más inspirador.

El caso es que después de leer el libro, ver las películas y hasta alguna adaptación a dibujos animados, nos creemos que ya lo sabemos todo sobre la obra original.Pues no, seguro que podemos sorprenderos con estas 8 afirmaciones.

1. Louise May Alcott no quería escribir Mujercitas

Aunque el nombre de Alcott hoy esta íntimamente ligado a ‘Mujercitas’, lo cierto es que ella ya llevaba mucho tiempo escribiendo, y obras de un estilo muy diferente, conocidas como Sensational novel, que estaban a medio camino entre lo erótico (en términos del siglo XIX) y lo gótico. Cuando su editor le pidió que escribiera un libro para chicas (y que si lo hacía le publicaría también el libro de relatos que ella quería realmente publicar) solo pudo prometer que “lo intentaría”. Por si eso fuera poco, también se comprometió a la publicación de un libro de su padre si ella accedía, así que podemos imaginar el acoso y derribo al que sometió a la escritora su progenitor.

Además, cuando llevaba ya 12 capítulos se los envió a su editor diciéndole que eran muy bobos, algo con lo que él estuvo de acuerdo. Sin embargo, la sobrina de él los leyó y le parecieron estupendos, así que imaginaron que iban en la buena dirección.

2. Lo escribió en 10 semanas

Básicamente, Alcott escribió Mujercitas por dinero y por las razones antes mencionadas, por lo que una vez que se puso a ello no remoloneó (básicamente porque no iba a cobrar hasta que acabase). Escribía durante más de diez horas al día, a veces olvidando comer o irse a dormir, y consiguió completar las 402 páginas en un tiempo récord.

El éxito inmediato y apabullante de la novela sorprendió a su editor, pero mucho más a ella. Y eso nos demuestra que no hacemos mejor aquello en lo que ponemos el corazón.

3. Se publicó originalmente en dos partes

La primera parte se publicó en septiembre de 1868, solo cuatro meses después de que el editor le hubiese propuesto ese trabajo. Se tituló: Meg, Jo, Beth,y Amy. La historia de sus vidas. Un libro para chicas, y terminaba con la proposición de matrimonio de John Brooke a Meg. La segunda parte (que también escribió en pocas semanas) se publicó al año siguiente bajo el título Buenas esposas.

4. Tiene una continuación

Alcott escribió dos libros más que seguían los pasos de Jo, quien no había conseguido, como soñaba, convertirse en novelista, sino que llevaba junto con su marido Friedrich Bhaer una escuela. Se trata de Hombrecitos y Los muchachos de Jo, que no tuvieron el éxito de Mujercitas.

5. Es, en parte, autobiográfico

Alcott se inspiró en su propia familia para crear el retrato de los March, algo que se puede ver especialmente en los personajes de las hermanas. Su guapa hermana casada Anna, fue el modelo para Meg (la escena de la boda describe, de hecho, la boda real de Anna); Lizzie, que murió a los 23 años, para Beth (ambas cogieron escarlartina mientras su madre ayudaba a una familia pobre), y May, una pintora que acabó viviendo en Europa, para Amy.

Por supuesto, para Jo se inspiró en sí misma, y de hecho, no corregía a sus fans cuando le enviaban cartas tratándola de “Jo” o “Señorita March”.

Además, al igual que los March, los Alcott también pasaron penurias económicas. En su caso, su padre no era un héroe de guerra, eso sí, sino un hombre de muchos principios al que le costaba encontrar trabajo ( llegó a crear una escuela, pero el hecho de ser socialista y no religioso no le ayudaba a atraer alumnos). Sobrevivían gracias a la ayuda de amigos y familiares, y Alcott trabajó desde muy joven para contribuir (ya fuera de institutriz, de costurera, de criada o escribiendo libros).

6. No quería casar a Jo.

Cuando se publicó la primera parte de ‘Mujercitas’ le llegaron montones de cartas de fans pidiéndole que Jo se casase con Laurie (lo que al fin y al cabo, todos estábamos esperando). Eso la puso bastante triste, y escribió en su diario: “Las chicas me escriben para preguntarme con quién se casaran las mujercitas, como si casarse fuera el único objetivo y finalidad de una mujer”. Además, teniendo en cuenta que el modelo para Jo era ella misma (que nunca se casó), tenía lógica que Jo se dedicase a otros asuntos.

Pero eso no podía ser, las fans querían que Jo se casase, el editor quería que Jo se casase… y Jo se casó, pero al menos no con quien todo el mundo deseaba. Se casó con el más prosaico profesor Baeur, mayor que ella, económicamente poco solvente, y con quien tenía una relación más cariñosa que apasionada.

7. Theodore Laurence se basó en un amante de la escritora

Al parecer, Laurie está inspirado en un músico polaco con el que Alcott pasó dos semanas en Paris, Ladislas Wisniewski, aunque poco más se sabe de la relación. En sus diarios, ella tachó toda la parte en la que hablaba de él y solo dejó una anotación: “no pudo ser”.

8. Ha sido adaptada en innumerables ocasiones

Hay varias series ( sobre todo de la BBC), musicales, obras de teatro, y hasta algún ballet y alguna ópera basadas en el texto de Alcott. Películas al menos hay seis diferentes: la primera de 1917, y la última -y más famosa- de 1994, dirigida por Gillian Armstrong y con Winona Ryder, Susan Sarandon, Kirsten Dunst o Christian Bale entre los actores. En 1933 dirigió una adaptación George Cukor con Katherine Hepburn como Jo, y en 1949 Mervyn LeRoi con Elizabeth Taylor como Amy.

Fuente: http://www.libropatas.com/

En Imágenes