Robaban manteles, los detuvieron y rogaron a la policía que los liberen

Un menor de 16 años y otro joven de 20 fueron detenidos ayer por la madrugada en el momento en que salían de un bar del que se estaban llevando todos los manteles. El episodio ocurrió a media cuadra de la Comisaría 9ª de Guaymallén y, mientras trasladaban a los ladrones, uno de ellos le rogó a los efectivos que los liberen porque "estaban trabajando".

Un menor de 16 años y otro joven de 20 –cómplice- fueron detenidos durante la madrugada de ayer a media cuadra de la comisaría 9ª de Guaymallén, en el momento en que robaban los manteles de un bar de la zona. Lo llamativo es que el menor, que fue sorprendido in fraganti cuando salía del bar con los cubre mesas en su poder, le pidió clemencia a los uniformados, rogándole que no lo detengan porque “estaba trabajando”.

El inusual episodio tuvo lugar cerca de las 4 de ayer, cuando los dos jóvenes llegaron al bar La Barra –ubicado en calle Libertad al 400, de Villanueva-. En el local, que estaba cerrado, los ladrones violentaron la cerradura de la puerta principal y, mientras el menor ingresó para hacerse con las pertenencias que encontrase a su paso, el mayor se quedó parado en la puerta, haciendo de campana.

No habían pasado ni 5 minutos cuando un móvil pasó por la puerta del local –algo muy común, teniendo en cuenta que en esa esquina está la comisaría- y se percató de la presencia del joven en actitud sospechosa parado en la puerta. De inmediato los efectivos detuvieron la marcha y se bajaron para interrogar al joven, a quien cada vez se lo veía más nervioso.

Una vez abajo, los uniformados le pidieron documento y requisaron al joven, justo en el preciso momento en que el menor salía del lugar con varios manteles. Sorprendidos in fraganti, los dos ladrones fueron detenidos por la policía.

Y cuando los trasladaban a la comisaría –a menos de 500 metros- el más chico de los detenidos recurrió al insólito argumento, sabiendo que era su última carta para tratar de zafar. “No nos detengan, estamos trabajando”, le dijo el menor. Por supuesto que los efectivos obviaron este pedido y dejaron detenido al mayor en la Oficina Fiscal 9, mientras que el menor quedó a disposición de la Justicia de menores.

En cuanto al botín, que incluía sólo manteles, fuentes judiciales destacaron que el botín no era mayor ya que –según denunció su dueño- son pocas las cosas de valor que dejan en el local cuando cierran.

Mañana serán sometidos a juicio directísimo en la jurisdicción de Guaymallén, por tratarse de un delito flagrante.
Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 22:16
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 22:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México