Descubrimiento argentino sobre la "visión" de las plantas

“Encontramos una pieza que puede ayudar a que las plantas utilicen mejor sus recursos para producir granos”, indicó uno de los responsables del trabajo.

Hace más de medio siglo, Harry Borthwick, Sterling Hendricks y sus colaboradores del Centro de Investigaciones de Beltsville, del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, descubrieron que las plantas contenían fotorreceptores a los que llamaron fitocromos. Estas estructuras dispersas en sus hojas, en el tallo, en las raíces y en otras partes funcionan como ojos que les “informan” a los árboles, cultivos o arbustos acerca de las variaciones de la luz ambiental. “De esta forma, la planta ‘sabe’ cuál es el momento apropiado para florecer, germinar o alargar el tallo, entre otras acciones”, explica el doctor Jorge Casal, jefe del laboratorio de Fisiología Molecular de Plantas del Instituto Leloir y líder del trabajo.

Antes de que se publicara el trabajo argentino que aporta nuevos elementos respecto de estos sensores, se estableció dentro de la comunidad internacional de biólogos vegetales que para percibir si un ambiente era soleado o sombreado, los sensores (los fitocromos) percibían proporciones de los diferentes tipos de luz (color rojo, azul, naranja y otros) del espectro luminoso.

“Nuestro trabajo demuestra que los fitocromos no sólo distinguen proporciones entre tipos de luz que se encuentran en lugares sombreados o soleados, sino que también miden su cantidad”, afirma Casal, quien también es científico del Ifeva y del Conicet.

Para llegar a esos resultados, los investigadores manipularon espectros de luz que se liberaban en diferentes plantas de la especie Arabidopsis thaliana –que comparte características genéticas con el trigo, el maíz, la papa y otros cultivos– y simultáneamente observaban cómo se modificaba el comportamiento de esos sensores.

“Si seguimos investigando, existe la posibilidad de mejorar el rendimiento de cultivos en diferentes ambientes lumínicos utilizando biotecnologías que activen o desactiven ‘interruptores genéticos’ vinculados a la acción de los fotorreceptores”, destacó Casal, y agregó: “Encontramos una pieza que puede ayudar a que las plantas utilicen mejor sus recursos para producir granos”.

El resto de los participantes del estudio, que fue tapa de la Plant Physiology, publicación de la Sociedad Estadounidense de Biólogos Vegetales, son Martina Legris, licenciada en biología y experta en microscopía confocal del Instituto Leloir, el doctor Santiago Ariel Trupkin, la licenciada en biología Ana Sabrina Buchovsky, y la estudiante María Belén Tolava del Ifeva.

Fuente: http://www.dicyt.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|05:11
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|05:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016