Advertencia española: "A la hora de argentinizar Aerolíneas, habrá que pagar"

La señal la dio el grupo Marsans, que controla la empresa aérea. El grupo está atento a la intervención estatal y ya pidió el apoyo del gobierno de Zapatero. Posible conflicto diplomático.

En España siguen paso a paso la creciente polémica en torno a Aerolíneas Argentinas y el desembarco oficial a través de la intervención. Así lo refleja una nota publicada hoy por el diario El Mundo, que hace referencia al encuentro que esta tarde mantuvo el ministro de Gobierno, Carlos Tomada, con los gremios.

El foco del conflicto es que los trabajadores de la aerolínea aún no han recibido el salario del pasado mes de junio, cuyo incumplimiento la presidenta Cristina Fernández se lo atribuye al grupo turístico español.

De acuerdo con la nota, el grupo Marsans está más que atento al posible desenlace de la historia y ya lanzó desde el país ibérico su advertencia: "A la hora de argentinizar habrá que pagar", dijeron fuentes de la empresa. También acusó Marsans al Estado argentino de "no colaborar" con la empresa, a pesar de que cuenta con el 20% de las acciones.

Sobre este punto, la señal que volcó Marsans a través de El Mundo es que el gobierno argentino debe hacerse cargo de "su parte" en el problema. "Habrá que ver si el Gobierno argentino cumple con los acuerdos", señaló al diario una fuente de la empresa, que sugirió que el Estado Nacional debe asumir "un porcentaje".

El otro punto a tener en cuenta es que Marsans ha pedido "proximidad" al gobierno español en este conflicto, según señaló el presidente del grupo, Gonzalo Pascual. Algo que era de esperar, debido a la cercanía entre la administración del presidente José Luis Rodríguez Zapatero y el grupo involucrado en el problema de Aerolíneas.

Otro frente de conflicto

Así las cosas, hay quienes ya están especulando que la intervención de Aerolíneas abriría otro frente de conflicto muy fuerte para el gobierno de Cristina de Kirchner. Esta vez, diplomático, ya que afectaría directamente al gobierno español, por los vínculos entre Marsans y Zapatero.

En este sentido, se cree que Cristina suspendió  una visita a España no por el conflicto del campo, sino por la tensión que puede generar en las relaciones bilaterales el caso Aerolíneas.

Al margen de estas suposiciones fundadas, la situación financiera de la empresa es muy mala. Hoy, el diario La Nación informa que el pasivo de Aerolíneas podría superar los 400 millones de dólares.

Las tarifas serían un aspecto importante del problema, ya que en los medios se hace referencia a un acuerdo firmado en mayo pasado, que suponía descongelarlas y elevarlas entre el 18 y el 20%.

En tanto, la polémica  pone en el ojo de la tormenta a dos funcionarios del Ejecutivo bastante cuestionados: el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; y el subsecretario de Transporte, Ricardo Jaime.

Ambos intentaron hoy poner paños fríos a la situación en una reunión donde también participó el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; y en la que se intentó tranquilizar a empleados y gremios respecto de la situación salarial.

Sin embargo, ni Tomada ni Jaime (De Vido directamente no enfrentó a la prensa) quisieron dar información a los medios sobre la iniciativa de intervenir la empresa aérea, que sería inminente.



 

Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 14:58
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 14:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'