Las causas del infanticidio entre los animales

La matanza de crías de parte de los machos es una práctica común en muchas especies de mamíferos. ¿A qué se debe? Nuevas revelaciones.

El infanticidio constituye una conducta corriente en el mundo animal. Aunque adopta varias formas (materno o paterno, dentro o fuera de una misma familia, con o sin canibalismo), una de las variantes más documentadas es aquella en la que los machos dan muerte a las crías que no les pertenecen. Un caso conocido es el de los leones: cuando uno o varios machos toman el control de una manada, muy a menudo matarán a todos los cachorros que encuentren en ella. Esta forma de infanticidio resulta común hasta el punto de que, en algunas especies, constituye la primera causa de muerte entre las crías.

En un artículo publicado en Science, Dieter Lukas y Elise Huchard, zoólogos de la Universidad de Cambridge, han intentado analizar los orígenes de dicho comportamiento. Los autores concluyen que, al matar a las crías ajenas, un macho consigue que la madre vuelva a ser fértil antes, con lo que aumenta las probabilidades de engendrar descendencia con ella.

Aunque esta hipótesis no es nueva, sí es la primera vez que se ve respaldada por un análisis tan sistemático como el llevado a cabo por los autores. Tras recopilar datos sobre el ciclo reproductivo, comportamiento social y filogenia de 260 especies de mamíferos, Lukas y Huchard observaron que el infanticidio prácticamente sólo se daba en especies en las que las hembras podían procrear durante todo el año, pero no en aquellas con un ciclo reproductivo estacional (en cuyo caso, matar a las crías no serviría de nada, puesto que la madre continuaría sin poder concebir hasta el próximo ciclo). Además, aparecía claramente ligado a aquellas especies en las que unos pocos machos se aparean con múltiples hembras.

En el pasado, algunos investigadores propusieron que esta forma de infanticidio debería inducir cambios evolutivos en el comportamiento social de una especie, como la aparición de una conducta gregaria de parte de las hembras para proteger a sus crías o el establecimiento de vínculos permanentes entre macho y hembra. En su estudio, sin embargo, Lukas y Huchard descartan tales hipótesis. Los autores concluyen que, a la luz de los datos disponibles, la única defensa eficaz contra el infanticidio parece ser la poliandria, es decir, la situación por la que una hembra se empareja con varios machos a la vez. La razón es sencilla: en tal caso, los machos no pueden saber cuáles son sus crías y cuáles no, por lo que se abstienen de matarlas.

Fuente: http://www.investigacionyciencia.es/

¿Qué sentís?
60%Satisfacción30%Esperanza0%Bronca0%Tristeza10%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (1)
5 de Diciembre de 2016|22:04
2
ERROR
5 de Diciembre de 2016|22:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Error... la primer causa de muerte en en el nacimiento y los días subsiguientes, cuando la propia madre deja de amamantar al menos fuerte, en cualquiera de los animales menos el hombre. Donde ese débil, pasa a ser una carga para toda la sociedad de por vida.- Moral... que le llaman!
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016