Deportes

Ya pasaron 35 años de la peor tragedia del deporte mundial

Faltaban cinco días para la clausura de los Juegos Olímpicos de Munich de 1972 y grupo terrorista palestino asesinó a once deportistas israelíes. Cómo se produjeron los hechos que terminaron con sangre y odio. Steven Spielberg los llevó al cine. Mirá el video de la masacre.

Los Juegos Olímpicos siempre son sinónimos de ser una fiesta del deporte, pero los de Munich ’72 estaban destinados a ser los mejores de la historia. La organización había dispuesto instalaciones de gran nivel y comodidades para los atletas, sin comparación hasta ese momento.

Sin embargo, Muncih ’72 será recordado de la forma más triste, como los Juegos más trágicos de la historia. Este miércoles, se cumplen 35 años de aquella página negra del deporte mundial.

A cinco días de la clausura, un comando terrorista palestino, perteneciente a la Organización "Septiembre Negro", logró introducirse en la Villa Olímpica, la zona donde se alojaba la delegación de Israel.

En la incursión dos deportistas murieron, mientras que otros nueve fueron secuestrados. El COI suspendió las actividades por 24 horas.

Los secuestradores pidieron la liberación de 200 guerrilleros palestinos en Israel, a cambio de los deportistas israelíes. Como su pedido resultó inútil, decidieron pedir un transporte para escapar de Alemania.

Sin aceptar ayuda externa, los expertos anti-secuestros alemanes le hicieron creer a los secuestradores que habían aceptado la oferta de los terroristas, pero su verdadera intención era hacerlos caer en una trampa: un avión "disfrazado", con agentes armados en sitios estratégicos.

Los captores y sus víctimas subieron por la noche a un helicóptero y se dirigieron rumbo al aeropuerto. Pero los terroristas de ’Septiembre Negro’ se dieron cuenta de inmediato del engaño, no bajaron el helicóptero y los policías no encontraron otro remedio más que disparar.

Dentro de la nave, ya en tierra, los secuestradores empezaron a matar, uno a uno, a los nueve atletas que permanecían arrinconados con sus granadas. Cuando los alemanes por fin pudieron controlar la situación, luego de matar a dos terroristas y detener al resto, todos los secuestrados ya habían sido asesinados.

Al día siguiente, se realizó un servicio fúnebre en el estadio Olímpico de Munich. Pese a que el resto de los deportistas podían dejar de competir -si ellos lo querían- (la delegación de Israel se había marchado), los Juegos continuaron hasta su fin. Fue, sin dudas, la página negra más grande del deporte mundial.

El atentado de ’Septiembre Negro’ contra los atletas israelíes fue el punto clave para que el mundo tomara real conciencia de lo que estaba pasando en el Medio Oriente. Lo que siguió, de ahí en adelante, sería una serie de venganzas de uno y otro bando, que hasta el día de hoy no cesa, cobrándose cada vez más víctimas.

El trágico capítulo de la historia alemana en las olimpiadas de Munich de 1972 llegó también al cine, de la mano de Steven Spielberg, quien narró los hechos ocurridos en la villa y la matanza en el aeropuerto.

 

 

 

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|08:06
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|08:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic