Cinco cuentos de hadas inspirados en hechos reales

A propósito de la reedición de los cuentos originales de los hermanos Grimm, un repaso por Blanacanieves, Rapunzel, Hansel y Gretel, Barbazul y Cenicienta.

Aunque los cuentos de hadas son hoy en día historias infantiles, fábulas inocuas pensadas para entretener a los más pequeños, ya sabemos que en su origen eran en realidad relatos gore, donde la violencia lo impregnaba todo (como podemos comprobar con la primera edición sin censura de los cuentos de los hermanos Grimm que acaba de publicar la universidad de Princeton). Lo que quizá ignoramos, es que esos cuentos tan famosos no salieron solo de la mente privilegiada de los hermanos Grimm o de Perrault, sino que se basaban en leyendas y otros pedacitos de la literatura oral, que a su vez, habían sido creados recogiendo determinados sucesos históricos (y tejiendo una red de fabulación a su alrededor).

De hecho, los cuentos que hoy conocemos de los hermanos Grimm, surgieron de su vocación de etnógrafos. Recorrieron toda Alemania con el objetivo de documentar los cuentos de la tradición oral, que se estaban perdiendo a principios del siglo XVIII. Así, el origen de historias como Blancanieves o Hansel y Gretel se encuentra en hechos reales (y bastante truculentos) sobre los que se repetían multitud de historias, que cada vez, probablemente, se alejaban más del original. Los autores de cuentos de hadas (tanto los hermanos Grimm como Perrault) lo que hicieron fue coger esas historias, añadirles unos toques de magia, otros de estilo, y convertirlos en un nuevo género literario.

Recopilamos aquí el origen de algunos de esos cuentos de hadas tan famosos.

Blancanieves y los siete enanitos

El personaje de Blancanieves está basado en una condesa alemana del siglo XVI, Margarete von Waldeck, a la que su madrastra envió a la corte flamenca con el objetivo de mantenerla lejos. Allí conocería (y se haría amante) de Felipe II, pero la idea de que se convirtiera en princesa le resultaba insoportable a su madrastra. También el padre de Felipe II estaba en contra de esa unión, ya que le parecía políticamente desventajosa. Por eso entre los dos urdieron el envenenamiento de Margarete, que fue llevado a cabo por agentes españoles.

Por si esto fuera poco, su hermano contaba con una mina de cobre, en la que trabajaban niños que, por las duras condiciones de trabajo, quedaban en muchos casos deformes y no llegaban a crecer, por eso se les denominaba despectivamente “los enanos”. Además, en la zona había un señor mayor que ofrecía manzana y otras frutas envenenadas a los niños que creía que querían robarle.

Hansel y Gretel

El origen de este cuento puede estar en la hambruna que sacudió Europa Centralentre 1315 y 1317, cuando la muerte y asesinato de niños pequeños se convirtieron en una práctica casi habitual. Muchos padres desesperados dejaban abandonados a sus hijos antes de sacrificar (y comer) a todos los animales que tenían a mano.

Esta historia se pudo mezclar con la de Katharina Schraderin, una exitosa panadera germana que a principios del siglo XVII inventó una receta deliciosa para hacer galletas de jengibre. Otro panadero de su ciudad, celoso, la acusó de ser una bruja, y algunos vecinos furibundos decidieron quemarla en su propio horno (y así lo hicieron).

Cenicienta

Se cree que este cuento se puede basar en la historia de Rhodopis, una mujer griega capturada sobre el año 500 y vendida como esclava en Egipto. Su belleza encandiló a su amo, quien le hizo numerosos regalos, entre ellos, un par de zapatos dorados.

Sería con esos zapatos con los que la conocería el Faraón, quien insistiría en casarse con ella (aunque no sería una de sus esposas principales y sus funciones se limitarían básicamente a satisfacerlo sexualmente).

Barbazul

Para diseñar al terrible Barbazul, Perrault posiblemente se inspiró en dos personajes históricos diferentes. Por un lado, en Conomor, un jefe medieval bretón que pasó a la historia por su crueldad, y del que se dice que mató a todas sus mujeres cuando estas se quedaban embarazadas, ya que le había sido anunciado que sería asesinado por su propio hijo.

Por el otro, en Gilles de Rais, un barón del siglo XV que luchó junto con Juana de Arco en la Guerra de los Cien Años, y que al volver del campo de batalla se convertió en un asesino en serie, tratando de conseguir, a través de la alquimia, la magia negra y el sacrificio de niños, fabricar oro.

Rapunzel

El origen de este cuento podría emparentarse con el de la mártir Santa Bárbara. Al parecer, en el siglo III, un próspero mercader pagano prohibió a su hija tener pretendiente alguno. Para evitarlo, cuando se iba de viaje la dejaba encerrada en una torre de casa. Y aquí se acaban todas las similitudes, porque a lo que se dedicó la muchacha fue a rezar y hacerse cristiana, de forma que el cónsul romano de la ciudad obligó a su padre a decapitarla o perdería todas sus fortunas. Y la decapitó.

Fuente: Cristina Domínguez, en http://www.libropatas.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|14:34
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|14:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016